Clinton y Kaine se presentan juntos en Miami

El senador habló a ratos en español, idioma que aprendió en sus tiempos como misionero en Honduras, y elogió a la comunidad latina
Clinton y Kaine se presentan juntos en Miami
Tim Kaine en su primera aparición como fórmula a la vicepresidencia de Hillary Clinton. Foto: EFE
Foto: EFE

MIAMI.- El senador Tim Kaine resaltó hoy en su primera aparición como fórmula a la vicepresidencia de la demócrata Hillary Clinton un mensaje optimista y de acogida a la diversidad e inmigración en contraposición al “discurso oscuro” del oponente republicano, Donald Trump.

Para el senador Kaine, quien se declaró católico, fue además la oportunidad ideal para presentarse ante los hispanos de Estados Unidos y mostrar no solo su dominio del español, sino su cercanía con los valores religiosos y morales de esta comunidad.

Loading the player...

“Bienvenidos a todos a nuestro país, porque todos somos estadounidenses”, subrayó el exgobernador de Virginia ante público mayoritariamente latino en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

“Juntos vamos a ganar las elecciones y a hacer avanzar este país”, expresó por su parte la exsecretaria de Estado, que lo calificó como “un optimista implacable”.

Con este carismático abogado de 58 años, la exprimera dama busca derrotar a Trump, a quien criticó en Florida por su discurso “oscuro y divisorio”.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

Para Clinton su mitin de hoy fue como “un soplo de aire fresco” tras el mensaje de “miedo, ira y resentimiento” de la Convención Nacional Republicana, que terminó este jueves en Cleveland (Ohio) y que proclamó a Trump como su candidato oficial.

En contraste, Kaine se presentó hoy como un detractor de muros y partidario de puentes, en una alocución en la que alabó la diversidad de género, raza y preferencias sexuales.

El exgobernador de Virginia dijo que “Estados Unidos no se construye con miedo, sino con valor, imaginación y determinación”.

“Somos compañeros del alma”, dijo además en español Kaine al referirse a Clinton, quien por su parte, lo elogió como un “progresista” con una gran capacidad para escuchar a sus electores y ejecutar como gobernante.