Cuándo la ley te protege ante la hostilidad o acoso en el lugar de trabajo

Cuáles son las circunstancias, bajo la ley de California, en las que un trabajador puede demandar a su empleador
Cuándo la ley te protege ante la hostilidad o acoso en el lugar de trabajo
La hostilidad laboral es considerada ilegal cuando la causa es raza, sexo o edad, entre otras.

Los adultos les enseñamos a los niños a defenderse de los “bullies” de la escuela, y a no acosar a sus compañeritos. Pero como adultos, muchas veces somos nosotros mismos quienes debemos enfrentarnos al acoso de bullies en el lugar de trabajo.

Un ambiente laboral hostil no sólo es perjudicial para el trabajador, sino también para la empresa, porque crea una atmósfera opresiva e intimidante e interfiere en la habilidad del empleado de desarrollar su potencialidad y hacer un mejor trabajo.

Pero a pesar de las muchas repercusiones negativas de este tipo de comportamiento, legalmente, la hostilidad laboral no siempre es considerada acoso ilegal. Para que un empleado pueda demandar a la empresa, debe probar que el acoso está basado en una de las características protegidas por la ley, como la raza, edad, sexo, o algún tipo de discapacidad, entre otras.

El acoso no tiene que ser necesariamente por parte del empleador. También se considera acoso ilegal a la hostilidad de otros compañeros de trabajo. En estos casos, si el empleador sabe del acoso y no toma medidas al respecto, es considerado responsable por permitir la hostilidad.

Cuán hostil es tu trabajo

Si debido a tu religión, raza, género u orientación sexual, país de origen o edad, entre otros motivos, sientes que tu empleador o que un compañero de trabajo te trata de manera hostil, podrías demandarlo ante la ley. El acoso es una forma de discriminación laboral que viola la ley de Derechos Civiles, la Ley de discriminación por la edad y la Ley de norteamericanos con discapacidades.

Estos son solo algunos de los muchos ejemplos de acoso laboral:

  • Tu empleador o un compañero de trabajo te grita o agrede verbalmente; hace bromas ofensivas o racistas con respecto a ti; exhibe un comportamiento agresivo; te intimida, ridiculiza, o interfiere en la realización de tu trabajo.
  • Tu empleador o un compañero de trabajo desestima todas tus ideas, tus opiniones, tu trabajo, o bloquea tus posibilidades de crecimiento laboral dentro de la organización.

Para reportar acoso laboral, puedes contactar la oficina de la Comisión de Oportunidades Igualitarias de EEUU, en Los Ángeles, al 1-800-669-4000.

Para más información, también puedes visitar su página de internet https://www.eeoc.gov.