Basuras están matando a los pobres de Nueva York

Piden a la Ciudad que se reduzca el tráfico de recolectores comerciales y se rezonifique la ubicación de los vertederos

camiones recolectores de basura comercial en Nueva York que afecta a vecindarios pobres.
camiones recolectores de basura comercial en Nueva York que afecta a vecindarios pobres.
Foto: El Diario

Luis Velásquez tiene apenas 21 años y desde que tenía cinco, su pan de cada día ha sido el tráfico de camiones de basura que se aglomeran cerca de su casa en Bushwick, Brooklyn, al igual que los malos olores que provienen de los desperdicios y los vertederos que hay en ese condado.

“Uno ni siquiera puede abrir una ventana porque el olor es terrible y hay humo de los carros de basura por todas partes, porque cada dos minutos pasa uno. A veces muchos camiones se estacionan en las calles, uno no puede ni pasar y se siente la polución”, asegura el mexicano, quien agrega que su sobrino de 10 años tiene serios problemas de asma.

Este es uno de los tantos testimonios que a diario reportan vecindarios pobres de Nueva York como el norte de Brooklyn y el sur de El Bronx, que han visto disminuir su calidad de vida por el problema ambiental que ocasionan los camiones de basura comercial.

Así lo demostró un estudio que fue presentado este martes por la coalición Don’t Trash New York City, donde se afirma que en los vecindarios donde quedan los vertederos de basura comercial han aumentado los casos de asma, en un hecho que afecta a los más pobres.

“Hace más de 25 años estamos luchando para tener un sistema de recolección de basuras más justo. En Nueva York solo tres o cuatro comunidades donde viven mayormente hispanos y afroamericanos son los sitios donde llega y se procesa más del 75% de todas las basuras de la ciudad y eso no es justo”, comentó Eddie Batista, director de la Alianza de Justicia Ambiental de Nueva York.

El activista agregó que actualmente no existe un control de la Ciudad sobre las compañías que recolección de basuras comerciales, por lo que hay casos en los que en una misma zona se recurre a contratos con diferentes empresas aumentando el número de camiones que se mueven.

Plinio Cruz, quien fue conductor de un recolector de basuras por más de 13 años, aseguró que la polución no solo afecta a los residentes de las rutas por las que pasan los carros, sino también a los conductores, como lo demuestra el estudio.

“Quienes manejan estos vehículos, que en muchos casos son viejísimos, enfrentan poluciones dentro del carro 7 veces mayor”, dijo el dominicano, al tiempo que le pidió a la Ciudad que ponga en práctica un plan para regular la recolección, entrenar mejor a los trabajadores, reducir el número de camiones, mover los vertederos a diferentes zonas y apoyar los derechos de los trabajadores para evitar que las más de 100 compañías que se dedican al negocio exploten a inmigrantes.

La administración del alcalde de Blasio por su parte dejó ver su apoyo ante un plan de rezonificación de recolección de basuras comerciales que disminuya el número de vehículos en pro de reducir la polución.

“La Ciudad recientemente realizó un estudio que muestra que hay una alternativa más limpia y segura para recolectar desperdicios comerciales que no incluyen múltiples camiones prestando el servicio a una misma cuadra o atravesando los cinco condados en una misma ruta”, manifestó el Departamento de Sanidad de la Ciudad, a través de un comunicado donde se agregó que están analizando la manera de implementar este plan.

DATOS DEL ESTUDIO

  • El estudio muestra que los residentes del Sur de El Bronx son 7 veces más propensos a sufrir de asma, pues por ahí pasa uno de estos camiones de basura cada 24 segundos.
  • En el norte de Brooklyn los residentes son 5 veces más propensos a sufrir asma. Por allí los camiones pasan cada 60 segundos
  • La polución causa más de 6,000 muertes al año
  • La polución originada por estos camiones genera 2,000 hospitalizaciones por problemas pulmonares y 6,000 visitas a urgencias
  • En Nueva York se recolectan 30 mil toneladas diarias de basuras comerciales.