A un paso del triunfo en Alepo,Siria, Al-Assad da su mayor golpe en la guerra civil

A un paso del triunfo en Alepo,Siria, Al-Assad da su mayor golpe en la guerra civil
Una multitud espera para evacuar el barrio de Al-Salhen en el este de Alepo.

La ofensiva sobre la ciudad de Alepo, uno de los frentes del dramático conflicto sirio, quedó ayer a un paso de convertirse en la principal victoria del régimen de Bashar al-Assad en más de cinco años de guerra. El Ejército dejó contra las cuerdas a las fuerzas rebeldes, que desabastecidas y exhaustas tras cinco meses de asedio ya se preparan para la evacuación.

El fin de la ofensiva podría blanquearse mañana, en una reunión entre el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el canciller ruso, Serguei Lavrov, en Ginebra, para tratar “asuntos técnicos” relativos al cese de hostilidades en Alepo y la salida de los rebeldes de los barrios del este de la ciudad.

Al-Assad se mostró satisfecho durante una entrevista de la inminente victoria en el antiguo motor económico del país, pero aclaró que no significa el fin de la guerra en Siria. “La guerra no terminará hasta que el terrorismo no sea eliminado”, dijo al diario Al-Watan, al insistir en llamar “terroristas” a las fuerzas de cualquier signo que se agrupan en su contra. “Hay terroristas en otras áreas y entonces, aunque terminemos en Alepo, continuaremos nuestra guerra con ellos”, agregó.

Con la ciudad dividida desde 2012 entre el gobierno sirio y las milicias rebeldes, más de tres cuartos de lo que era el sector insurgente pasó progresivamente desde mediados de noviembre bajo control del gobierno, en un ofensiva que no concedió respiro a los enemigos del presidente sirio.

El jefe de la diplomacia rusa se mostró, sin embargo, cauto respecto a las posibilidades de un acuerdo con Estados Unidos, al recordar que Kerry le presentó una serie de propuestas, durante una reunión en Roma, que Washington retiró tan solo dos días después, cuando los rebeldes se negaran a abandonar sus posiciones en Alepo.

No obstante, Lavrov advirtió que los milicianos que se nieguen a abandonar la ciudad serán tratados como terroristas vinculados al Frente de la Conquista del Levante, el antiguo Frente Al-Nusra.

Moscú y Washington están “cerca de alcanzar un entendimiento” sobre Alepo, declaró el vicecanciller ruso, Serguei Ryabkov, a las agencias de noticias de su país.

El drama continúa en el terreno, donde la organización humanitaria Save The Children denunció que decenas de miles de chicos en el este de Alepo son blanco de ataques, y otras fuentes del lugar señalan que la gente prácticamente va por la calle con lo puesto.

“Apenas queda ayuda médica y muy pocos víveres. La alimentación es peligrosamente escasa”, denunciaron las fuentes, y otro activista en la tierra arrasada en la que se convirtió Aleppo precisó que apenas queda el agua sucia de las fuentes, así como arroz y pan para dos días.

El director del departamento forense en los territorios rebeldes, Mohammed Abu Yaafar, pidió a la comunidad internacional que detenga la masacre. “Este llamamiento de socorro podría ser el último”, dijo en un mensaje de audio. “Alepo está destruida y la ciudad está casi muerta”, sentenció.

Se estima que entre 500 y 800 personas murieron en Aleppo desde el comienzo de la ofensiva conjunta del ejército sirio y las fuerzas rusas. También hubo más de 3000 heridos.

Según el alcalde del sector rebelde, Brita Haji Hassan, con el refuerzo de la ofensiva desde noviembre muchos de los 325.000 habitantes de esos barrios escaparon hacia el norte o hacia la parte oeste de la ciudad, controlada por el gobierno. Los heridos “no pueden hacer otra cosa que esperar la muerte” ante el bloqueo a la entrada de cualquier ayuda médica o de alimentos, señaló.

Todos los hospitales que quedaban fueron atacados y destruidos, las escuelas están totalmente paralizadas, se agotaron los suministros esenciales y lo único que queda es el abastecimiento de pan, que según el alcalde “en los próximos días no se podrá garantizar más”.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos reportó ayer la evacuación de la ciudad vieja de 118 personas con discapacidad y otros 30 civiles necesitados de asistencia desde una estructura que estaba aislada a causa de los combates.

Masacre de civiles en un bombardeo en Irak

Por lo menos 120 civiles murieron en un ataque aéreo a la localidad iraquí de Qaim, cerca de Siria y en manos de la milicia extremista Estado Islámico (ISIS), después de un bombardeo supuestamente realizado por aviones iraquíes o de la coalición internacional que opera contra la organización terrorista.

Otras 170 personas resultaron heridas en el ataque, que se realizó a última hora del miércoles. Los bombardeos estaban dirigidos a un concurrido mercado de Qaim ubicada 500 kilómetros al oeste de Bagdad, cerca de la frontera con Siria.

El ejército de Irak rechazó las informaciones y señaló que se trata de propaganda de la milicia terrorista EI; también aclaró que los cazas iraquíes bombardearon posiciones de ese grupo en las que se habían escondido terroristas suicidas.

(Agencias EFE, DPA, AP y AFP)