Sentencian a 3 años de cárcel a capataz en caso de Carlos Moncayo

El juez le dijo a Wilmer Cueva que con sus acciones imprudentes provocó la muerte del joven obrero ecuatoriano
Sentencian a 3 años de cárcel a capataz en caso de Carlos Moncayo
Wilmer Cueva, 55 años, en la corte de la 111 de la calle Centre.

Wilmer Cueva, de 51 años, fue sentenciado este jueves de 1 a 3 años en prisión estatal por la muerte de Carlos Moncayo, el trabajador ecuatoriano de 22 años que murió aplastado en una excavación no reforzada, durante una construcción en Manhattan.

Cueva, también ecuatoriano, era el capataz para Sky Materials Corp., la subcontratista encargada de excavar el hoyo en la 9-19 de la Novena avenida en el Meatpacking District. A principios de noviembre, Cueva fue declarado culpable de homicidio criminal negligente e imprudencia de segundo grado.

La familia de la víctima estuvo presente en la corte el jueves cuando se dictó la sentencia, y le pidió al juez que ésta incluyera tiempo en prisión para así dar un ejemplo que prevenga accidentes similares en el futuro. “Por negligencia, la vida y los sueños de Carlos se perdieron, pero también los de la familia entera”, dijo Ángel Dionicio, el cuñado de Moncayo.

El juez Anthony Ferrara le indicó a Cueva que era su labor proteger a los trabajadores. “Lo dejaste morir”, expresó. El juez dijo que tomó en cuenta que Cueva no tenía récord criminal y que tiene una familia, pero decidió mandar un mensaje a los contratistas que si no siguen las regulaciones de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), irán a la cárcel.

La evidencia presentada por la fiscal Diana Florence mostró que Cueva ignoró repetidas advertencias de un inspector del Departamento de Edificios sobre el peligro de la excavación.

“Cueva dirigió personalmente -y luego rehusó a detener- ese trabajo ilegal de excavación, y Carlos Moncayo, un joven que trabajaba para sostener a su familia, falleció innecesariamente como resultado. Espero que la justicia obtenida por su muerte prevenible de un mensaje a otros supervisores de construcción para que den prioridad a la seguridad de sus trabajadores antes de la conveniencia y el beneficio”, dijo en una declaración el Fiscal de Manhattan Cyrus Vance.

La excavación era ilegal porque a pesar de era de más de 5 pies de profundidad, no estaba reforzada como lo indican los requisitos en el código de edificación de la ciudad de Nueva York, justamente para proteger a los trabajadores.

Más casos abiertos

El caso contra Cueva es uno de tres que la Fiscalía de Manhattan presentó por la muerte de Moncayo. El primero fue contra la constructora general, Harco Construction la cual salió culpable. Los casos contra la subcontratista Sky Materials Corp. y Alfonso Priesta siguen pendientes.

Demasiadas muertes

En los pasados dos años, 28 individuos han perdido la vida por accidentes en zonas de construcción, según, el Comité de Seguridad y Salud Ocupacional de Nueva York (NYCOSH). Reportes anuales de NYCOSH muestran que la muerte de Moncayo es parte de un patrón injusto que surgió por el auge de construcción: los latinos, sin sindicatos, corren mayor riesgo de ser víctimas de este tipo de accidente.