5 consejos para organizar una cena de Navidad sin estrés

La chef Vanessa Musi comparte sus experiencias en la planificación eficiente para este tipo de eventos
5 consejos para organizar una cena de Navidad sin estrés

La fiesta de Navidad es un momento de celebración y reunión para compartir y disfrutar el cariño y la  compañía de familiares y amigos. Pero, para algunos, se transforma más bien en un momento de cansancio y estrés.

La chef Vanessa Musi, pionera en la Pastelería Noble (nuevo movimiento en el campo de la pastelería y repostería para la preparación de alimentos horneados saludables y apropiados para personas con intolerancia al gluten, el azúcar o glucosa), dice que el problema de las personas del segundo grupo se debe a las reuniones festivas de fin de año se transforman en eventos “muy demandantes para quienes quieren dar y hacer todo con excelencia”.

Y para ayudar a reducir el agotamiento y estrés en estas personas, comparte los tips que le han servido como chef, pastelera, dueña de negocios y su experiencia personal en el servicio del catering.

1. Planea el menú con tiempo

Musi recomienda hacer una lista de tus platillos favoritos y seleccionar con los que te vas finalmente a lucir, consúltales con anticipación a los invitados (por teléfono y tomando notas) si tienen restricciones alimenticias, de esta manera puedes planear opciones de alimentos sin gluten, veganos, grain free, paleo o vegetarianos.

“Si planeas tu menú con anticipación puedes comprar mejores ingredientes a mejores precios. Recuerda que las compras de emergencia son mucho más caras, además de que estresan”, resalta la asesora de líneas de pastelería saludable para negocios. “Para simplificarme y organizarme mejor, yo escribo en mi agenda o cuaderno de apuntes las opciones, para cuántas personas necesito y veo qué productos puedo ir comprando y en dónde. Amazon me ha resultado un excelente recurso”.

2. Elabora opciones saludables que puedan durar más tiempo

Los platillos, postres o tortas que duran para varios días son los mejores aliados para prepararlos unos días antes de la fiesta, ya que, como asegura Musi, el querer  hacer todo el mismo día de la cena agota.

Así que, para evitar este estrés innecesario, Musi sugiere preparar con anticipación, por ejemplo, un panettone, un stollen, unas galletas navideñas, un fruitcake (ver receta anexa), unas bolitas de nuez libres de gluten y bajas en azúcar  receta anexa) y otros alimentos que se pueden congelar crudos y hornear  el día festivo.

3. No tratar de ser la “superwoman”

Bien dicen que lo que uno no puede hacer muy bien, mejor se compra. Así que, a poner en práctica este sabio consejo, que previene los dolores de cabeza.

“Todos tenemos una amiga, prima, conocida o hasta tienda que hace delicias para la venta y que prepararlas nos agregaría más estrés, quitaría tiempo y, encima de ello, no nos sale bien”, denota Musi. “Por eso, para evitar todo esto, yo compro y aprecio mucho todo producto que ofrecen los productores artesanales del área donde vivo, que hacen unas cosas mucho mejor de como yo las haría. Con esto, uno los apoya y contribuye con la economía local.  Y lo mejor: sus productos [ya sea el pan, el aderezo, el queso, la mermelada o el bacalao] elevan nuestra cena navideña”.

4. Pide apoyo o comparte el trabajo

Las mejores cenas o comidas son aquellas en las que todos comparten o colaboran trayendo su platillo estrella o ayudando en la cocina, recuerda Musi. Y qué mejor que la cena navideña para unir fuerzas en toda actividad relacionada con la  organización de la casa y la preparación de los manjares a ingerir, en vez de hacerlo uno todo sola.

“Involucrar a los hijos en estas actividades es bueno”, resalta la chef profesional. “Tanto para ellos como para ti son memorias de momentos mágicos”.

5. Ponte la meta de terminar todo temprano

No hay peor cosa que eleve el estrés que los invitados comiencen a llegar y uno esté desarreglada y en plena acción, metida en la cocina, preparando los alimentos a servir.

“Tienes que ponerte la meta de tener todo listo varias horas antes de que lleguen los invitados”, acentúa Musi. “Esto lo aprendí de mi esposo Erín. Así tienes tiempo de sentarte a tomar un cafecito, a gozar, a relajarte sin correr a última hora”.

 

Un par de recetas

Bolitas nobles de nuez

Rinde: 12 piezas (libres de gluten y bajas en azúcar)

Ingredientes         

  • 100 gramos de mantequilla sin sal (grass fed) suave (puedes usar ghee o mantequilla vegana)
  • 50 gramos de Stir Sweetener
  • 7 gramos de vainilla de excelente calidad (sabe mejor si abres 1 vaina y la raspas)
  • 150 gramos harina gluten free Bobs Red Mill etiqueta azul o marca Trader Joe’s
  • 1 gramo de sal
  • 60 gramos de nuez picada muy finamente
  • 1 cucharada de Swerve polvo con stevia al gusto, para espolvorear

Preparación

En la batidora con la pala acremar la mantequilla con el Stir Sweetener y vainilla hasta incorporar. Agregar harina y sal y batir solo hasta incorporar. Añadir nuez picada y mezclar.

Formar bolitas de aproximadamente 11 gramos, acomodarlas en una charola para hornear con tapete silicón o papel parchment y hornearlas en un horno precalentado a 338 grados Fahrenheit hasta que doren un poco, ya que no deben tomar color. Sacar y dejar enfriar y revolcarlas en el Swerve Confectioner’s Sugar. Guarda en bolsa de celofán o domo de acrílico (los Tuperwares no son ideales porque humedecen el producto).

Nota: las galletas se pueden hacer de almendra molida con cáscara o de nuez de castilla. Se les puede agregar canela, ralladura de naranja o de limón.

bolitas-nuez-chef-vanessa-musi
Bolitas nobles de nuez, libres de gluten y bajas en azúcar./Chef Vanessa Musi

Fruitcake de chocolate

Rinde: 1 panque grande o 1 mediano y 4 chicos

Ingredientes

  • ½ taza dátiles medjool deshuesados y picados
  • ½ taza cerezas deshidratadas
  • ½ taza higo (yo use higo Black Mission) usa el que encuentres seco (sin azúcar agregada)
  • 2 cucharas jengibre cristalizado picado finamente (disponible en Trader Joe’s)
  • 3 cucharas Whisky Bourbon o ron obscuro
  • 1 ¾ tazas harina espelta Bobs Red Mill
  • ½ cucharita bicarbonato de sodio
  • 1 cucharita canela en polvo
  • ¾ cucharita jenjibre en polvo
  • ¼ cucharita allspice
  • ¼ pieza de haba tonka rallada (opcional)
  • 1 cucharita sal de mar fina
  • 112 gramos de mantequilla europea sin sal
  • 1 taza Stir Sweetener (no es muy dulce)
  • 1 naranja (ralladura)
  • 1 huevo
  • 10 gramos de vainilla
  • 1 taza puré de manzana natural (yo hago mi puré: pela y corta manzana granny smith y ponlas a cocer en una cacerola de acero inoxidable con un poco de agua y gotas de jugo de limón hasta suavizar y después moler).
  • ¾ taza nuez (walnut) tostada y picada o nuez pecana
  • ½ -¾ taza chocolate al 71 % picado en trozos

Preparación

Picar la fruta y macerarla en el licor mínimo 1 día antes. Precalentar horno a 345 grados Fahrenheit. Forrar un molde de panque grande (o 1 mediano o 4 chicos, si así se quiere) con papel para hornear y rociar ligeramente con un poco de pam.

En un tazón, cernir harina, bicarbonato, especias y sal.  En la batidora con la pala acremar la mantequilla y el azúcar de coco hasta que la mezcla este ligera y esponjosa. Raspar el tazón, agregar ralladura de naranja, dejar batir un rato y  añadir huevo y vainilla y batir a integrar. Agregar la mitad de la mezcla de harina y mezclar solo a incorporar, cuidando de NO sobre batir. Añadir todo el puré de manzana y mezclar. Agregar el resto de la harina y la fruta macerada (casi no tendrá licor ya, ya que se maceraron unos días antes), agregar chocolate y nueces. Mezclar con una espátula.

Vaciar en los moldes preparados, emparejar y hornear a 329 grados Fahrenheit. Hornear por unos 40 minutos hasta dorar o hasta que un palillo que se introduce en el Fruitcake salga limpio. Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla. Rociar con más licor, ya sea, ron obscuro o más whisky bourbon. Bañar con licor cada otro día por 10 días mínimo.

Fruitcake de chocolate
Fruitcake de chocolate. /Chef Vanessa Musi