Si quieres ser más saludable en el 2017 Nueva York te puede ayudar…

La Gran Manzana lleva la vanguardia a nivel nacional a la hora de ayudar a sus residentes a mantenerse más saludables
Si quieres ser más saludable en el 2017 Nueva York te puede ayudar…
Una de las principales resoluciones de los neoyorquinos es hacer dieta y ejercicios para bajar de peso.
Foto: Shutterstock

Llegó la época del año en la que todos hacemos resoluciones para mejorar nuestras vidas. Y cuando se trata de la salud, son muchas las metas que nos trazamos. Desde comenzar una dieta para bajar de peso y hacer ejercicios para tener un mejor cuerpo, hasta beber menos alcohol y abandonar el cigarrillo para prevenir enfermedades crónicas, la lista puede ser larga y difícil de lograr.

Y, si bien Nueva York es una ciudad con altos porcentajes de obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y asma, también es una urbe en la que las autoridades de Salud han dado grandes pasos para mejorar el bienestar de sus residentes y prevenir muertes prematuras.

Iniciativas de vanguardia

En los últimos años la Ciudad ha impulsado y aprobado varias políticas públicas que buscan ayudar y facilitar el camino para que los neoyorquinos hagan pequeños cambios en su estilo de vida y sean personas más activas y saludable.

Por ejemplo, la Gran Manzana es actualmente el lugar perfecto para quienes desean dejar de fumar. Hace más de una década, el entonces alcalde Michael Bloomberg impulsó varias iniciativas anti-tabaco muy controversiales que convirtieron a Nueva York en una de las primeras ciudades del país en vetar el cigarrillo en los bares y restaurantes.

A esa polémica ley le siguió una iniciativa de “aire más limpio” en espacios públicos, que en el verano de 2011 prohibió fumar en más de 1,700 parques y 22 kilómetros de playa en la ciudad.

Y si todo esto no lo convence aún para abandonar el cigarrillo en el 2017, qué tal si le contamos que Nueva York es una de las ciudades más caras para los fumadores debido a los altos impuestos al tabaco (una cajetilla cuesta más de $15). Gracias a estas iniciativas el número de adultos que fuman en la urbe ha alcanzado niveles bajos históricos ubicándose en 14%.

La Ciudad también ha impulsado campañas públicas sin precedentes para concientizar a sus residentes sobre los peligros de beber alcohol en exceso así como el uso y abuso de drogas, principalmente heroína y opiáceos que se han convertido en una gran epidemia.

Otras iniciativas que podría ayudar a aquellos que se han trazado la meta de comer mejor y por ende perder esas libras demás —más de la mitad de la población adulta de la ciudad tiene sobrepeso (34%) u obesidad (22%)—, es la que obliga a los restaurantes de comida rápida colocar la cantidad de calorías aproximadas que tienen los alimentos en sus menús. A esto se le suma la ley aprobada en 2007 que prohíbe el uso de grasas “trans” en todos los restaurantes de la ciudad.

Guerra a la sal

También, cuando se trata de una mejor nutrición,  Nueva York ha marcado pauta al  convertirse este año en la primera ciudad de EEUU en obligar a los restaurantes a colocar un icono en forma de salero advirtiendo a los consumidores sobre los alimentos en el menú que tienen más sal de la recomendada al día (2,300 mg). Eso puede ayudar a disminuir los altos casos de hipertensión en la Gran Manzana.

Y aunque no fue aprobada, otra iniciativa para mejorar la alimentación de los neoyorquinos  buscaba imponer impuestos a la venta de bebidas gaseosas, debido a los altos contenidos de azúcar en las mismas, que pueden ser causantes de obesidad y diabetes, principalmente en los niños.

Para aquellos que quieren perder peso pero no solo haciendo dietas, sino manteniéndose más activos físicamente, en los últimos años la Gran Manzana ha expandido los programas y la infraestructura vial para que los ciudadanos hagan más uso de bicicletas como medio de transporte público.  Por ejemplo, se estima que en 2016 se realizaron más de 14 millones de viajes en bicicleta gracias a la expansión del programa Citi Bike. Esto sin contar con el número de personas que utilizan sus propias bicicletas para ir al trabajo.

Aunado a esto, gracias a la forma en que fueron diseñadas sus calles, Nueva York es una de las ciudades más fáciles de caminar en el mundo. Esto sin contar con el hecho de que la mayoría de sus residentes no maneja, sino que camina y utiliza diferentes formas de transporte público.

Asistencia para trastornos psicológicos

Y si el sobrepeso o la adicción a cigarrillos, alcohol o drogas  no son sus principales problemas, y lo que está buscando en paz y tranquilidad mental durante el 2017, la ciudad también ha hecho un gran esfuerzo para ayudar a neoyorquinos que batallan contra problemas mentales. Iniciativas sin precedentes como ThriveNYC y Well NYC buscan ayudar a las muchas personas que sufren trastornos psicológicos en la Gran Manzana (uno de cada cinco residentes de la ciudad sufre de depresión o ansiedad).

Así que si usted es un neoyorquino cuya principal resolución para el el 2017 es convertirse en una persona más activa y saludable, pueden conseguir más informacion y consejos sobre como lograrlo visitando la página: nyc.gov/health o llame al 311.