Rechazo a Jeff Sessions

El senador es un peligro para la comunidad inmigrante
Sigue a El Diario NY en Facebook
Rechazo a Jeff Sessions
El senador Jeff Sessions, nominado de Trump para Fiscal General.

El senador Jeff Sessions es un racista y su historial -pasado y presente- demuestra no sólo su desdén hacia los inmigrantes, sino un claro desprecio por las libertades civiles, religiosas e individuales. Él no es sólo una amenaza para los inmigrantes, sino que es una amenaza para las mismas libertades fundamentales que nos definen como a todos los estadounidenses. Instamos a los miembros del Congreso a que se opongan a su nominación como procurador general de los Estados Unidos.
Por años, el Senador de Alabama ha trabajado con grupos nacionalistas blancos vinculados para demonizar a todos los inmigrantes y obstruir cualquier posibilidad de una reforma migratoria significativa. Él ha trabajado comúnmente con el vil Centro de Estudios de Inmigración, un conocido grupo de odio Federación para la Reforma de Inmigración Americana (designado por el Southern Poverty Law Center en 2007) y un grupo de control de población llamado NumbersUSA.
El Senador Sessions apoyó la idea de Trump de cambiar la Constitución de los Estados Unidos y acabar con la ciudadanía por derecho de nacimiento, diciendo que “esto absolutamente no es una posición extrema”.
Durante su confirmación para un cargo judicial federal en 1986, Sessions se unió a una declaración anterior en la que llamó a la Ley de Derechos Electorales de 1965 una “pieza de legislación intrusiva”.
Su historial y comentarios anteriores fueron suficientes para descalificarlo de una cita judicial federal hace décadas. Eso debe descalificarlo ahora tambíen, especialmente como el más alto funcionario de la ley de la nación encargado de defender la Constitución de EEUU y garantizar la protección de los derechos civiles de todas las personas que residen en el país, independientemente de su estatus de ciudadanía.
Sus conocidos lazos con grupos nacionalistas, los grupos de odio, y su demonización de los inmigrantes y su desprecio por las libertades civiles demuestran que este no es un hombre con el carácter y aptitud para dirigir como procurador general y representa una amenaza real a nuestra democracia.
Sessions no ha trabajado para proteger los derechos civiles. Sin embargo, ha trabajado en contra de los derechos civiles en cada momento. Ha demostrado hostilidad a las leyes de derechos de voto mientras que sirvió como un procurador estatal y también ha hecho varias declaraciones racistas y alabando al Ku Klux Klan.
El Sr. Sessions ahora está tratando de engañar a sus colegas del Senado, y al país, para que crean que es un defensor de los derechos civiles. Esperamos que los demócratas no lo deje que blanquee su record como lo ha estado intentando.

(Carlos Moreno es Portavoz del Partido de Familias Trabajadoras).