Avanzan leyes de derechos reproductivos en NY

La Asamblea Estatal de Nueva York lleva a votación dos legislaciones para que las neoyorquinas tengan acceso a métodos de salud reproductiva de manera gratuita
Avanzan leyes de derechos reproductivos en NY
Las nuevas leyes buscan restringir los derechos de salud reproductiva y planificación familiar de las neoyorquinas, incluyendo el acceso a anticonceptivos gratuitos.
Foto: Archivo

Adelantándose a la posibilidad de que los republicanos en el Congreso Federal -con el apoyo del presidente electo Donald Trump-, deroguen la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), mejor conocida como Obamacare, la Asamblea Estatal de Nueva York llevó a votación este martes sendas legislaciones que buscan expandir y proteger los derechos de salud reproductiva y planificación familiar gratuita de todas las neoyorquinas.

El anuncio lo hizo el presidente de la Asamblea Estatal, Carl Heastie, quien estuvo acompañado de los asambleístas Deborah Glick y Kevin Cahill, ambos promotores de las propuestas de ley conocidas como “Ley de Salud Reproductiva” (Reproductive Health Act ) y “Ley de Cobertura Integral de Anticoncepción” (Contraception Coverage Act), respectivamente.

Heastie aseguró que con la promulgación de estas leyes las neoyorquinas pueden estar seguras de que sus derechos reproductivos fundamentales están protegidos, incluyendo el acceso a la anticoncepción sin costo alguno, independientemente de los posibles cambios que le hagan a la ACA en Washington.

“Durante años, nuestros colegas del Senado nos han dicho que estas protecciones estatales explícitas no son necesarias debido a las leyes federales y a las decisiones de la Corte Suprema”, dijo Heastie. “Ahora más que nunca, es muy claro que las protecciones federales están en peligro y que Nueva York debe mantener nuestro legado como líder progresista protegiendo el derecho más fundamental de las mujeres a tomar sus propias decisiones en cuanto a su elección reproductiva y planificación familiar. Para alcanzar la plena igualdad, las mujeres deben tener plena autonomía e igualdad de acceso a los anticonceptivos”, agregó el presidente de la Asamblea.

Según recordó la oficina de Heastie en un comunicado, Nueva York fue el primer estado en promulgar leyes para salvaguardar la salud reproductiva de las mujeres en 1970, tres años antes de la decisión de Roe vs Wade de la Corte Suprema ofreciera protección federal. Desde entonces, la mayoría en la Asamblea ha seguido aprobando legislaciones para ampliar estas protecciones y promover la igualdad de género, como la que protege a los neoyorquinos de la discriminación en el empleo basada en sus opciones de salud reproductiva.

El proyecto de Ley de Salud Reproductiva (A.1748), patrocinado por la asambleísta Glick, actualiza la ley del Estado de Nueva York de 1970 con protecciones reconocidas por los tribunales bajo la Constitución de Nueva York y la Constitución de los Estados Unidos. Esta actualización reconoce, entre otras cosas, que la interrupción del embarazo es un procedimiento legal y elimina las cargas indebidas que se le imponen a las mujeres que buscan ejercer su derecho de tomar decisiones reproductivas.

Por su parte, el proyecto de Ley de Cobertura Anticonceptiva Integral (A.1378), patrocinado por el asambleísta Cahill y propuesto por el Fiscal General de Nueva York, Eric T. Scheiderman, codificaría en la ley de Nueva York el requisito de la ACA que garantiza que todas las compañías de seguro provean cobertura anticonceptiva gratuita como parte de sus pólizas de seguro. Bajo esta propuesta, las aseguradoras tendrían que proveer cobertura gratuita para por lo menos un tipo de todos los anticonceptivos aprobados por la FDA, incluyendo la anticoncepción de emergencia.

Este proyecto de ley también se aplicaría a los procedimientos de esterilización voluntaria, extendiendo la cobertura tanto a hombres como a mujeres, y prohibiría a las compañías de seguros utilizar restricciones de “revisión de la gestión médica” para retrasar la cobertura anticonceptiva. Además, la medida también permitiría a los pacientes recibir un suministro de 12 meses de anticonceptivos a la vez.