Inversiones de automotrices, una planificación de largo plazo

GM decicará $1,000 millones a sus fábricas en EEUU
Inversiones de automotrices, una planificación de largo plazo
Mary Barra, presidenta de General Motors./Efe
Foto: Efe

General Motors anunció el martes una inversión de $1,000 millones en sus fabricas en EEUU que permitirá crear y retener unos 1,500 empleos. En el actual entorno político en el que se mueve el país, este anuncio fue rápidamente ligado al hecho de que Donald Trump ha anunciado mano dura, en forma de subida de tarifas a la importación, con las empresas que invierten en otros países (sobre todo México). El presidente electo dijo la semana pasada en rueda de prensa que será “el mayor productor de empleos que Dios ha creado”.

De hecho, en su cuenta de Twitter, Trump señaló por la mañana que con todos los trabajos “que estoy devolviendo a EEUU (incluso antes de tomar posesión) con las nuevas plantas de automotriz volviendo al país y las reducciones de costos que he negociado con las compras militares y más, creo que la gente está viendo “grandes cosas”.

Pero GM no ligó en su comunicado de prensa la decisión a las críticas que había recibido por parte del presidente por sus actividades en México aunque anunció que traía parte de los empleos de una planta en este país a EE UU y que el mercado nacional estaba muy fuerte y se estaba fortaleciendo su base industrial. De hecho, la empresa lleva años invirtiendo en EEUU.

En su comunicado de prensa señala que la inversión ayer anunciada es la continuación de $2,900 millones que se dedicaron a sus planes industriales en el país en 2016 y que desde 2009 se han invertido más de $21,000 millones en sus operaciones.

Tradicionalmente la industria del motor toma meses para planificar un movimiento de este calado. Solo en estudios de mercado y de producción se pueden invertir meses e incluso años antes de cerrar una decisión sobre cuánto y dónde invertir.  En una entrevista con The Wall Street Journal, el abogado general de GM, Craig Gilden, dijo que los planes de la empresa han sido estudiados durante mucho tiempo y no responden a la presión del presidente electo. En los últimos años, la automovilística, que fue rescatada de la quiebra con ayuda del Gobierno, ha creado unos 25,000 puestos de trabajo y ha sufrido otros reveses en sus planes industriales que han resultado en los anuncios los pasados meses de noviembre y diciembre de eliminación de turnos en fábricas y con ello de varios miles de puestos de trabajo.

Nafta en el punto de mira

Donald Trump arremetió contra Ford por una inversión en una planta en este país y la empresa de la marca del óvalo dio marcha atrás. En muy buena medida porque se había caído la demanda de carros pequeños en EEUU y ya no compensaba este movimiento, no obstante, desde esta empresa se quiere “dar un voto de confianza” al presidente Trump que está sigularizando a muchas empresas industriales para evitar que lleven sus inversiones a otros países.

Trump también quiere renegociar Nafta, algo que tiene temblando a los expertos. El Center for Automotive Research ha explicado en un estudio que este tratado es vital para consumidores y productores y avisa en sus conclusiones que la retirada de este tratado de libre comercio o la puesta en marcha de tarifas punitivas podría resultar en la pérdida de al menos 31,000 trabajos de la industria automotriz.

Trabajos en tiendas

WalMart anunció ayer la creación de 10,000 nuevos empleos en el país, una buena noticia que se une a la del gigante on line Amazon que dice que seguirá creando miles de empleos en los próximos 18 meses (100,000 que se unen a los 150,000 de los últimos años). Pero otros centros comerciales no están disfrutando igual bonanza. Macy´s va a cerrar tiendas y despedirá a unas 10,000 personas y la cadena Limited va a cerrar todas sus tiendas y 4,000 personas se quedarán sin trabajo.