Dale un giro al chocolate

Este 14 de febrero reinventa el uso del cacao, un elemento infalible de esta fecha, con estas originales propuestas
Sigue a El Diario NY en Facebook
Dale un giro al chocolate
No solo en postre puedes hacer uso de este popular ingrediente./Shutterstock

Si quieres sorprender a tu pareja el Día de los Enamorados, dale chocolate. Pero no de la forma tradicional, en forma de bombones, más bien pon tus destrezas en la cocina a prueba con estas interesantes recetas.

Fernando Labra, chef ejecutivo de The Westin presenta tres platos en los que el chocolate combina perfectamente con ensaladas, se añade a ravioles y es acompañante del cordero.

Labra recomienda recurrir a este ingrediente que se caracteriza por su capacidad antioxidante, sus contenidos de magnesio, fósforo y zinc, además de ser un precursor de la serotonina, misma que se segrega durante el enamoramiento.

“En la repostería es el rey, pero es muy versátil ya que también se puede usar para preparar platos fuertes y bebidas. Lo ideal es buscar siempre uno que contenga 80 por ciento de cacao”, indica Labra.

Ensalada de pera y cocoa

Rinde: 1 porción

ensalada-peracocoa

Ingredientes
25 gramos de cocoa en polvo
100 mililitros de vinagre balsámico
40 gramos de azúcar
¼ de pera
50 mililitros de vino tinto
35 gramos de queso de cabra
2 gramos de ralladura de chocolate
15 gramos de mezcla de lechugas orgánicas
5 gramos de nuez
5 mililitros de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto

Preparación
Reducir la cocoa con el vinagre balsámico y el azúcar durante 10 minutos y reservar. Desinfectar la pera, cocerla en el vino tinto por 10 minutos y apartar. Pasar el queso de cabra sobre la ralladura de chocolate hasta quedar cubierto. Cortar la pera en lajas y montar junto con lechugas, nuez, queso de cabra; aderezar con la reducción de cocoa que se elaboró al inicio, aceite de oliva, sal y pimienta

 

Ravioles de cacao en crema de azafrán

Rinde: 1 porción

ravioliscacao

Ingredientes

Relleno de los ravioles:
80 gramos de camarones
15 gramos de cebolla
5 gramos de ajo
1 cucharada de aceite de oliva.
Ravioles:
100 gramos de harina de trigo
1 pieza de huevo blanco
50 mililitros de cocoa en polvo
Sal al gusto.
Crema de azafrán:
150 mililitros de crema para batir
Una pizca de azafrán molido.
Montaje:
2 gramos de arúgula
10 gramos de pistache

Preparación
Relleno: Cortar los camarones, la cebolla y el ajo en trozos pequeños. Guisar con el aceite de oliva y reservar.

Pasta: Incorporar en un tazón las harina, el huevo y las cocoa. Amasar hasta conseguir una pasta firme y tersa. Extender la masa en una mesa y hacer cortes del tamaño deseado con un cortador de pasta. Colocar relleno sobre una de las partes ya cortadas y poner huevo en las orillas para que funcione como pegamento, tapar con otra parte del mismo tamaño y repetir el procedimientos con la pasta restante. Cocer los ravioles en abundante agua con sal.

Crema: Calentar la crema, agregar el azafrán y dejar hervir hasta que tome color amarillo. Montaje: En un plato vaciar la crema, sobre esta colocar los ravioles y decorar con arúgula y pistaches.

 

Cordero sobre puré de dátil y bombón de chocolate

Rinde: 1 porción

corderocacao

Ingredientes
30 gramos de dátiles
1 varita de canela
10 gramos de zanahoria
10 gramos de ejote francés
15 gramos de espárragos
20 gramos de tocino
5 gramos de pan molido Panko
2 gramos de perejil
Sal al gusto
250 gramos de rack de cordero
30 mililitros de vino tinto
1 pieza de bombón de chocolate relleno de moras o de licor
Preparación
Cocer el dátil en agua con canela. Licuarlo hasta obtener un puré terso rectificar sazón y reservar. Hacer un atado de vegetales con la zanahoria, ejote, espárrago y tocino. Cocinar y reservar. Realizar una mezcla con Panko, perejil picado, sal y reservar. Cocinar el rack de cordero al termino deseado y antes de terminar la cocción agregar el vino tinto.

Colocar la mezcla de Panko sobre el cordero, poner en el horno a 180° C y dorar durante 10 minutos. Servir, montar con el atado de vegetales a un lado y una pieza de bombón de chocolate relleno de moras o licor.