El equipo de vigilancia ‘high-tech’ que NYPD no quiere que conozcas

La Policía neoyorquina ya utiliza camionetas con rayos X y sistemas para rastrear o capturar datos de teléfonos
El equipo de vigilancia ‘high-tech’ que NYPD no quiere que conozcas
El ataque fue reportado cerca de Times Sq, la madrugada del lunes
Foto: Getty Images

El Departamento de Policía compra y despliega equipos como camionetas de rayos X que utilizan radiación para ver a través de paredes y vehículos, localizadores de teléfonos celulares para rastrear las ubicaciones de los individuos, capturar datos o interrumpir el servicio en un rango general, pero cómo utiliza y en qué ocasiones no es revelada por las autoridades.

Debido a ello, Daniel Garodnick y Vanessa Gibson, integrantes del Concejo Municipal presentaron un proyecto de ley para obligar a la NYPD a informar a los neoyorquinos sobre el uso de esa tecnología, publicó AM New York.

“Creo que el Departamento de Policía de Nueva York debe tener una gran capacidad de vigilancia. Vivimos en tiempos de incertidumbre y la vigilancia es crítica para sus operaciones para mantener a los neoyorquinos a salvo “, reconoció Garodnick, quien representa el East Side Manhattan.

Agregó, sin embargo, que esa capacidad de vigilancia debe estar acompañada de transparencia. “El punto clave es esto: los civiles están a cargo de la Policía, no al revés. Tenemos que ser capaces de entender por qué se toman decisiones para garantizar la confianza del público”.

De aprobarse, el proyecto obligaría al Departamento a divulgar entre ciudadanos cualquier información con la tecnología que utiliza.

La propuesta “Supervisión Pública de Tecnología de Vigilancia” o POST obligaría a la NYPD publicar en su sitio web una política de “impacto y uso” para cada pieza de tecnología de vigilancia en su arsenal.

Ese Departamento cuestionó el proyecto, pues indica que le restaría rango de operación, además de que “no sería útil para nadie en Nueva York”, expresó el comisionado James O’Neill, posición que respaldó Larry Byrne, subcomisionado de Asuntos Legales.

A pesar de ello, la discusión del proyecto sigue su curso en el Comité de Seguridad Pública del Consejo.