Supremacista blanco acusado de matar a desamparado negro fue premiado por el Ejército

James Jackson sirvió por más de tres años en ese cuerpo militar y fue destinado a Afganistán y Alemania
Supremacista blanco acusado de matar a desamparado negro fue premiado por el Ejército
James Harris Jackson viajó desde Maryland a la Gran Manzana a matar afroamericanos, alegan las autoridades.
Foto: NYPD

Por años, James Jackson cultivó un profundo odio hacia los afroamericanos, el cual, presuntamente, culminó con el asesinato de Timothy Caughman, un desamparado de 66 años que habría muerto a manos del hombre el lunes en la noche. El joven de 28 años, oriundo de Baltimore, Maryland, se entregó a la Policía y reconoció haber apuñalado al anciano cuando éste recolectaba botellas en el Midtown de Manhattan.

El acusado confesó al Departamento de Policía (NYPD) que viajó a la Gran Manzana con el objetivo específico de matar a negros.  Según la Policía, Jackson es miembro de un grupo racista de Maryland, aunque no se ha informado cuál específicamente, y habría escogido Manhattan para concretar el crimen debido al alcance mediático que podía alcanzar su acción. Según la Uniformada, la intención del sujeto era cometer el asesinado como una declaración de odio.

El sentimiento racista de este hombre se remonta una década, informó la Policía, incluso antes de que entrara al Ejército en 2009. El supremacista blanco sirvió en las fuerzas armadas por más de tres años en Missouri y Arizona y luego fue enviado a Afganistán desde diciembre de 2010 a noviembre de 2011.

Tras ese recorrido, Jackson fue destinado a Alemania donde fue dado de baja. Los motivos de su despido no han sido revelados por el organismo militar, aunque registros indican que durante su tiempo como militar recibió diversos reconocimientos como la medalla de oro del ejército por buena conducta.

Marcus Dagan, administrador de un edificio donde vivió el acusado en Baltimore, aseguró que Jackson era raro y que le había asegurado que estaba estudiando para convertirse en abogado. “Era absolutamente antisocial, un desadaptado sería la palabra”, afirmó Dagan al Daily News.

En un comunicado, el alcalde Bill De Blasio condenó el asesinato de Caughman. “Esto es un asalto a aquello que convierte a nuestra ciudad en la más grande del mundo: nuestra inclusión y nuestra diversidad”, aseguró De Blasio.