Madre de Ramarley Graham exige una reunión con De Blasio

La familia crítica que el NYPD dejó que el oficial que disparó al joven afroamericano renunciara en vez de ser despedido
Madre de Ramarley Graham exige una reunión con De Blasio
Madre de Ramarley Graham, Constance Malcolm pide justicia por su hijo al conocerse que el policia renuncio a su puesto en el Police Plaza.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Familiares, activistas y funcionarios electos que buscan justicia en el caso de Ramarley Graham, no están satisfechos con que el Departamento de Policía (NYPD) haya permitido que el oficial que disparó al joven afroamericano de 18 años renunciara a la Uniformada,  en vez de ser despedido.

“Toda la ciudad de Nueva York debe estar alarmada por esta decisión”, dijo la madre de Graham, Constance Malcolm, durante una manifestación este lunes enfrente de One Police Plaza, la sede de la Uniformada. “De ninguna manera, un oficial puede entrar por la fuerza a tu casa, matar a una persona desarmada y caminar libre. Sin hablar de que obtuvo aumentos de sueldo cada año después que mató a mi hijo”.

Hace cinco años el oficial Richard Haste investigaba un caso de drogas y siguió a Graham hasta el interior de su hogar en El Bronx. Allí, en el baño de la casa, y frente a su abuela y hermano menor, el policía le disparó al adolescente en el pecho.

La Fiscalía de El Bronx no presentó un caso contra el oficial en la Corte Criminal, pero Haste tuvo que enfrentar una investigación interna del NYPD, en la cual el oficial defendió sus acciones diciendo que el joven se negó a mostrarle sus manos e hizo un movimiento lo cual hizo pensar al policía que estaba tratando de sacar un arma.

El pasado viernes, la subcomisionada del Departamento de Juicios del NYPD Rosemarie Maldonado, encontró a Haste culpable de no cumplir con las tácticas de la Uniformada que hubieran evitado la muerte del joven. Maldonado sugirió que el oficial fuera retirado.

Aunque el comisionado de Policía James O’Neill “coincidió completamente” con el fallo, según un comunicado del NYPD, Haste decidió renunciar a su cargo antes de ser despedido.

Madre de Ramarley Graham, Constance Malcolm pide justicia por su hijo al conocerse que el policia renuncio a su puesto en el Police Plaza.
Malcolm habla con su concejal Andy King. Foto por Mariela Lombard

Critican al Alcalde

El alcalde Bill de Blasio expresó que “esperaba que la conclusión de este proceso difícil fuera una medida de traer justicia para aquellos que lo amaban (a Graham)”. Sin embargo, la madre expresó que para ella las palabras del mandatario son sólo una movida política.

Loyda Colón, codirectora del Comité de Justicia, también lanzó críticas y dijo que “esto no es justicia o responsabilidad”, añadiendo que Haste nunca debió haber tenido la opción de retirarse.

Aunque el ahora exoficial no obtendrá pensión según el NYPD, los presentes en la manifestación de este lunes están preocupados de que contraten a Haste en otro departamento o trabajo de servicio público.

Colón afirmó que la batalla no ha terminado y enumeró 5 pedidos de parte de la madre de la víctima: Primero que se despida a los otros dos oficiales envuelto en el incidente; que se publique el reporte de Maldonado; que Haste no obtenga beneficios; que no se le permita usar un arma de fuego en la ciudad de Nueva York y que el Alcalde se reúna con Malcolm.

Entre los presentes estaban los concejales Inez Barron y Andy King, quien representa el distrito donde murió Graham.

Otros casos de abuso policial

En la manifestación también se presentó la tía de Akai Gurley, otro joven que estaba desarmado cuando recibió un disparo en el pecho por parte de un policía, en las escaleras de un complejo de vivienda pública en Brooklyn en el 2014.

En el caso de Gurley, el oficial Peter Liang fue condenado de homicidio negligente, expulsado del NYPD y sentenciado a cinco años de libertad condicional.

Y en un caso más reciente, a principios de este año, oficiales le dispararon 14 veces a Sergio Reyes luego de un robo en una bodega en Brooklyn. En ese caso, el joven de 18 años portaba un arma de juguete la cual los oficiales confundieron con una real. La Fiscalía de Brooklyn aún investiga si se usó exceso de fuerza.

Las madres hispanas que han pasado por este proceso antes o que todavía están buscando justicia para sus seres queridos, tampoco estuvieron satisfechas con la renuncia de Haste.

“El hecho que pudiera retirarse lo hace ver inocente”, dijo Jennifer González quien ahora está luchando por lograr justicia para el padre de su hijo, Kenny Lazo, quien perdió la vida a manos de un oficial en el condado de Suffolk, en Long Island. “Es angustioso y desalentador cuando ves estos resultados”, añadió.

“Las familias son las que pagan las consecuencias”, expresó Iris Báez, la madre de Anthony Báez quien murió en 1994 al ser asfixiado por oficiales luego que su hermano fuera detenido por accidentalmente darle con una pelota a un carro de Policía.

Báez expresó que deben de demandar al sindicato de los policías. “Ellos tapan a estos policías y ponen la víctima como el criminal”, indicó.

La familia de Graham recibió $3.95 millones en una demanda civil contra la Ciudad.