NY reprime a conductores distraídos

Acción conjunta entre la Policía estatal y local para combatir a quienes “textean” y hablan a través de sus celulares mientras conducen

NUEVA YORK.- Una agresiva campaña a nivel estatal para reprimir a los conductores distraídos, fue anunciada este jueves por el gobernador Andrew Cuomo, como parte del Mes Nacional de Concientización sobre los Riesgos de Conducir Distraído, que se desarrollará en el curso del mes de abril.

La iniciativa, llamada Operation Hang Up, que empezó este jueves y continuará hasta el 10 de abril, es un esfuerzo especial para reforzar las patrullas y puntos de control equipados con dispositivos electrónicos para reprimir a los conductores distraídos.

Según datos preliminares que maneja la oficina del gobernador, entre 2011 y 2016 se experimentó a nivel estatal un aumento de 918 % en las multas por conducir y a la vez, escribir textos en el teléfono, mientras que las multas por hablar por el celular continuó declinando,

“Conducir distraído es peligroso e ilegal, y con esta campaña de represión estamos ratificando el mensaje de que hacer llamadas o enviar mensajes de texto al volante no será tolerado en Nueva York”, dijo Cuomo.

El gobernador destacó que la Policía Estatal y la Policía local desarrollarán acciones conjuntas para garantizar que las carreteras estén seguras.

“Insto a los conductores a actuar responsablemente y poner sus dispositivos abajo para prevenir la tragedia y el dolor”, agregó Cuomo.

Abril marca tradicionalmente el inicio de la temporada de conducción primaveral. Con el fin de minimizar las tragedias a medida que aumenta el volumen de tráfico, la Policía Estatal y las agencias del gobierno local pondrán un esfuerzo extra para combatir a los conductores que cometen la infracción de “textear”, junto con otras violaciones vehiculares y a las leyes de tránsito.

De acuerdo con la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico de Carreteras, en todo el país durante el año 2015, 3,477 personas murieron en accidentes producidos por conductores distraídos y se estima que otras 391,000 resultaron heridas en accidentes automovilísticos generados por la misma causa. Además, según un estudio realizado por el Instituto para la Gestión de la Seguridad del Tráfico, en 2015, 160 personas fueron asesinadas y más de 33,000 personas resultaron heridas en accidentes en Nueva York a causa de un conductor distraído.

El mismo informe señaló que entre el 21 y el 22 % de los accidentes fatales y de lesiones personales reportados por la Policía, señaló como factor contribuyente, la falta de atención o distracción del conductor.

“El uso del teléfono celular y el envío de mensajes de texto son responsables de una proporción significativa de accidentes de tránsito, lesiones y muertes. Si usted está enviando mensajes de texto, haremos cumplir las leyes de teléfonos celulares y dispositivos electrónicos de mano de Nueva York en todo momento, los agentes lucharán contra los violadores durante la campaña de Operación Hang-Up”, advirtió el superintendente de Policía del Estado, George P. Beach.

Durante la campaña de operaciones de abril de 2016, la Policía del Estado emitió más de 18,000 multas, incluyendo más de 2,000 por conducir distraído. Las multas fueron por una combinación de hablar en un teléfono celular sin un dispositivo de manos libres, mensajes de texto, o usar un dispositivo electrónico mientras conducía.

Sanciones para conductores distraídos en NY:

Para una primera ofensa, la multa mínima es $ 50 y el máximo es $ 200

Una segunda ofensa en 18 meses aumenta la multa máxima a $ 250

Una tercera ofensa en 18 meses resulta en una multa máxima de $ 450

Los conductores principiantes y los menores se enfrentan a una suspensión de 120 días de su licencia por una primera infracción y un año de revocación de su permiso o licencia si se comete una segunda infracción en un plazo de seis meses.