En el “día sin pan” empleados de Tom Cat Bakery son despedidos

Por la verificación de papeles, 30 inmigrantes de Nueva York se quedan sin empleo y acusan a la administración de Trump
En el “día sin pan” empleados de Tom Cat Bakery son despedidos
Simpatizantes de la causa de los trabajadores despedidos de Tom Cat Bakery se encadenaron a los carros repartidores de pan en la madrugada
Foto: Suministrada / El Diario

Las 6:10 de la tarde del pasado jueves quedaran marcadas en la mente de Henry Rivera como uno de los momentos más dolorosos de su vida. A esa hora y luego de trabajar 11 años en la empresa productora de pan Tom Cat Bakery, de Long Island City, en Queens, el joven de 29 años se despidió de sus compañeros, se quitó el uniforme y se fue a su casa.

El hondureño fue uno de los 30 empleados de la compañía que el mes pasado recibieron una carta en la que les pedían presentar documentación que respaldara que tenían permiso legal para trabajar en Estados Unidos, o de lo contrario serían despedidos, en lo que activistas temen sea parte de un plan del Gobierno federal para incrementar el chequeo de documentos en los sitios de trabajo. Ni Henry ni sus compañeros pudieron presentar papeles.

“Se siente muy feo tener que aceptar que de un momento a otro tenemos que dejar el lugar donde hemos estado tanto tiempo ayudando a crecer una compañía, y que todo se derrumbe sin sentir el apoyo de los dueños”, dijo el inmigrante, padre de dos niñas, confesando que se le salieron las lágrimas, ante todo, porque siente que sus jefes se han querido lavar las manos.

“Tal vez yo sé que no está en manos de ellos todo lo que está pasando, porque es cosa del nuevo gobierno, pero si la compañía desde un principio nos hubiera querido ayudar, hubieran hecho algo para reconocernos económicamente nuestro tiempo. Pero solo nos dieron una carta diciendo que vino Inmigración y se terminó su trabajo”, agregó el centroamericano, quien junto a sus compañeros protagonizaron este viernes una huelga frente a Tom Cat Bakery, llamada “el día sin pan”, donde pedían que no se consumiera ese alimento como manera de apoyar su lucha

“Esta huelga del día sin pan marca el plazo que Homeland Security dio para echarlos y aunque hay mucho dolor entre ellos, han sido claros que seguirán peleando para inspirar a otros trabajadores en la ciudad y en el país, no sólo para resistir a la administración de Trump sino para frenarla”, comentó Daniel Gross, fundador y director de Brandworkers, que agremia a los empleados de Tom Cat Bakery.

El activista comentó que los empleados comenzaron la huelga desde la medianoche, pero algunos amigos y simpatizantes de su causa se encadenaron a los carros repartidores de pan para evitar que distribuyeran los pedidos en la ciudad, y la policía detuvo a cuatro personas. Ninguno de ellos empleado de Tom Cat Bakery.

Trabajadores despedidos de Tom Cat Bakery se despidieron de su empleo con una huelga

Apoyo de bodegueros

Rabyaah Althaibani, miembro de la comunidad yemenita en Nueva York, aseguró que docenas de bodegas de la Gran Manzana se sumaron a la huelga de los empleados despedidos dejando de vender pan durante este viernes en sus establecimientos.

“Los trabajadores de Tom Cat Bakery están desafiando de manera valerosa la inhumana represión sobre inmigración de la administración Trump, y tienen el apoyo total de los dueños de bodegas y trabajadores yemeníes”, dijo.

Por su parte Steven Choi, director de la New York Immigration Coalition, manifestó su respaldo a los empleados de Tom Cat Bakery y recordó sobre la huelga nacional que están promoviendo para el próximo 1 de mayo donde exigirán a la administración Trump que respete a los trabajadores.

“Nuestra pelea junto a ellos no termina hoy. En mayo reuniremos aliados y miles de neoyorquinos para luchar contra la intolerancia y el odio que vemos salir de Washington”, dijo Choi.

Los directivos de Tom Cat Bakery, quienes están ofreciendo una compensación equivalente a una semana de salario por cada año trabajado a los 30 empleados despedidos, no han querido referirse al caso formalmente.