NYC desafía ultimátum de Sessions para detectar a indocumentados

Líderes de la Ciudad mantienen la defensa de la Gran Manzana como 'ciudad santuario', y afirman que la ley los ampara
NYC desafía ultimátum de Sessions para detectar a indocumentados
Los trabajadores indocumentados si pueden abrir una cuenta de banco. En Nueva York, los bancos y cooperativas aceptan IDNYC, la tarjeta de identificación municipal.

El próximo 30 de junio vence el plazo impuesto o por el Departamento de Justicia federal para que ocho ‘ciudades santuario‘, incluyendo Nueva York, presenten informes que demuestren que están cooperando con ‘La Migra’ para detectar a indocumentados, o de lo contrario dejarán de recibir fondos federales. Pero desde ya los líderes de la Gran Manzana han asegurado que no cumplirán con el ultimátum y mantendrán la postura de no colaborar con Washington.

Así lo manifestó una vez más este lunes el alcalde Bill de Blasio, quien afirmó que, apegándose al derecho que tienen las autoridades locales de manejar asuntos internos, no cederán ante las presiones del gobierno Trump.

“Tenemos leyes locales que muestran claramente cómo nos comportamos y cada localidad toma decisiones propias, que es parte de nuestro sistema”, comentó De Blasio, negando que al seguir las leyes locales la Ciudad esté violando leyes federales. Las autoridades neoyorquinas insisten que protegerán a los inmigrantes que no hayan cometido ofensas violentas.

“Creemos que estamos respetando las leyes federales y estamos respetando la decisión de la Corte Suprema del 2012, que claramente habla de los límites federales de retener fondos”, recalcó el mandatario local, quien calificó la solicitud del fiscal general Jeff Sessions como “un esfuerzo bastante lamentable”.

Asimismo, la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, respaldó al Alcalde y le dijo a Sessions que Nueva York no va a abdicar en su defensa a los indocumentados, porque está actuando de acuerdo a la ley.

“Nosotros todo lo que tenemos vigente en la ciudad es legal y tenemos como derecho de la Ciudad el implementarlo. Y tratar de intimidarnos diciendo que van a aguantar fondos federales, es ilegal decirlo”, comentó la líder política. “No pueden tratar de rehusar darnos fondos legales por algo que estamos haciendo de manera legal, y que vamos a continuar haciéndolo”.

El contralor municipal Scott M. Stringer no solo criticó las amenazas de la administración Trump sobre los inmigrantes, sino que rechazó que pretendan jugar con las necesidades de los habitantes de la Gran Manzana.

“El presidente Trump puede llamarse a sí mismo un neoyorquino, pero está amenazando con recortar servicios federales a aquellos que tienen mayores necesidades, mientras da alivios tributarios a los multimillonarios”, indicó Stringer.

Theo Oshiro, de la organización Make the Road New York, aseguró que el fiscal Sessions puede intentar hacer todo lo que desee para intimidar a Nueva York con su espíritu antiinmigrante, pero advirtió que será en vano.

“Su amenaza contra Nueva York y las ciudades de todo el país es irrazonable e inconstitucional, pero nuestras comunidades resistirán. Nuestras familias están aquí para quedarse”, concluyó.