Sigue sin haber un acuerdo entre México y EEUU para exportación de azúcar

Las autoridades mexicanas alegan que productores y refinadores estadounidenses han puesto en la mesa de negociación demandas excesivas
Sigue a El Diario NY en Facebook
Sigue sin haber un acuerdo entre México y EEUU para exportación de azúcar
Será en julio cuando se llegue a un acuerdo final respecto a este tema.

El Gobierno de México denunció que las demandas “excesivas” de los productores azucareros estadounidenses está frenando la consecución de un acuerdo con la Casa Blanca entorno a este conflicto, por lo que se alargarán hasta junio las conversaciones.

“Las demandas excesivas de los productores y refinadores estadounidenses han impedido que se alcance una solución”, indicó la Secretaría de Economía (SE) en un comunicado.

Ello, pese a los “esfuerzos” de la SE y la industria azucarera mexicana “por encontrar una solución negociada con el Departamento de Comercio que permita mantener vigentes los acuerdos”, señaló el texto.

La Secretaría de Economía anunció el pasado 7 de marzo que detuvo de temporalmente la exportación de azúcar hacia Estados Unidos con la finalidad de evitar sanciones del país vecino.

El 10 de marzo, el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, y el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, acordaron retomar las negociaciones para modificar los acuerdos de suspensión de azúcar con Estados Unidos.

En el marco de “las investigaciones por antidumping (contra la competencia desleal) y subsidios, ambas dependencias han llevado a cabo numerosas reuniones”, indicó el boletín.

No obstante, no se ha llegado a un acuerdo porque, alegó la SE, los productores azucareros del país vecino tienen demandas “excesivas”.

“La Secretaría de Economía ha reiterado que la eliminación del acceso del azúcar refinada mexicana a Estados Unidos es inaceptable, pues rompe el balance del mercado de edulcorantes de América del Norte”, denunció el texto.

El próximo 5 de junio se cumplirá el plazo para la determinación final de la revisión administrativa sobre la operación de los acuerdos de suspensión.

Ante esta fecha límite, la SE dijo estar “en la mejor disposición de llegar a una solución negociada que vele por los intereses de los productores y exportadores mexicanos y asegure un buen funcionamiento del mercado de edulcorantes (azúcar-fructosa) en nuestra región”.

Tal y como recuerda el comunicado, luego de años de numerosas controversias entre México y Estados Unidos, en 2008 se alcanzó el libre comercio en el sector de edulcorantes de América del Norte, al abrir por completo el acceso a las importaciones de fructosa proveniente de Estados Unidos y a las exportaciones de azúcar de México a EEUU.

Pero en marzo de 2014, la industria doméstica estadounidense inició investigaciones por antidumping y por subsidios en contra de la industria mexicana.

A finales de ese mismo año, negociadores mexicanos acordaron con el Departamento de Comercio de Estados Unidos la suspensión de cualquier impuesto a las exportaciones de azúcar mexicanas tras establecer un mecanismo y unos precios mínimos, reconociendo que en la industria de EEUU había déficit de la materia.

No obstante, siguieron produciéndose conversaciones entre ambas partes, en las que los productores han buscado “limitar el abasto de azúcar cruda de México exclusivamente para sus refinerías y eliminar toda competencia de azúcar refinada de México en el mercado estadounidense”, denunció la institución.