Nueva York pasa la primera prueba frenando a oficiales de Inmigración en las escuelas

USCIS afirma que visita a niño de cuarto grado fue administrativa y aunque no se trató de 'La Migra', su presencia causó rechazo y duras críticas
Nueva York pasa la primera prueba frenando a oficiales de Inmigración en las escuelas
Emerson Pacheco, de Chile, con su hijo, Emercito, quien estudia en la Escuela 58 en Queens.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Casi dos meses después de que la Ciudad de Nueva York pusiera en marcha un protocolo para proteger a las escuelas de la presencia de autoridades de inmigración, la Gran Manzana pasó la primera prueba de fuego.

Así lo aseguró este lunes la Canciller de Educación, Carmen Fariña, quien visitó la escuela pública 58 de Maspeth, Queens, donde la semana pasada llegaron oficiales de la Agencia de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) a indagar por un estudiante de cuarto grado, creando alarma y rechazo entre líderes y activistas de la ciudad.

“Este fue probablemente nuestro primer caso de prueba, y creo que lo pasamos bastante bien”, comentó la funcionaria del Departamento de Educación, ratificando el compromiso de Nueva York como “ciudad santuario en la protección de los inmigrantes.

“Todos los estudiantes, sin importar su estatus migratorio, son bienvenidos a las escuelas públicas de Nueva York y los padres deben estar seguros de que haremos todo lo posible para proteger a los estudiantes, al personal y a las familias”, agregó Fariña, quien recalcó que a los oficiales no se les permitió el ingreso al centro educativo ni mucho menos contacto con el menor en cuestión. La identidad del menor no fue revelada por protección.

Katie Tichacek, vocera de USCIS, confirmó que dos oficiales de esa agencia, que al igual que ‘La Migra’ depende del Departamento de Seguridad Nacional, realizaron la visita a la escuela como parte de una medida administrativa relacionada con una solicitud de beneficios de inmigración, pero negó que su intención fuera poner al menor en una situación incómoda.

“Debo enfatizar que el propósito de la visita fue verificar ciertos hechos acerca de la inscripción del estudiante en relación con una solicitud de un beneficio de inmigración y en ningún momento los oficiales pidieron ver o hablar con el estudiante, que no era sujeto de la investigación administrativa”, dijo la funcionaria, advirtiendo que no es la primera vez que algo así sucede. “Aunque las visitas a la escuela no son rutinarias en estas circunstancias, no es que no haya precedentes”.

Y aunque inicialmente se aseguró que los oficiales que visitaron la escuela eran de ‘La Migra’, esa agencia negó que hayan conducido algún operativo y USCIS recalcó que la diligencia fue realizada por ellos, como parte de las visitas al azar que suelen hacerse para verificar información de quienes solicitan un trámite migratorio.

El hecho causó tanto malestar y preocupación, que voceros de la Alcaldía manifestaron que el propio alcalde Bill de Blasio hablaría con el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, John Kelly, sobre lo sucedido, sumándose a las voces de activistas y otros líderes políticos que describieron el incidente como una táctica más del gobierno de Donald Trump para crear miedo en las comunidades inmigrantes.

“Es inaceptable que las autoridades se aparezcan en nuestras escuelas intentando intimidar a un niño inocente”, aseguró la Defensora del Pueblo, Letitia James, destacando que la prohibición del ingreso de los oficiales al centro educativo de Maspeth es otra advertencia a las agencias federales de que la Ciudad “nunca cooperará” con ellas si eso significa comprometer la seguridad de los niños.

Javier H. Valdés, codirector de la organización Make the Road New York, felicitó al personal de la escuela por haber implementado muy bien los protocolos de protección ordenados por la Ciudad y calificó el incidente como vergonzoso.

Escuela 58 en Queens, donde la semana pasada, agentes de los inmigracion se les denego la entrada para la busqueda de un estudiante de 4to. grado.
Escuela 58 en Queens, donde la semana pasada  se les denegó la entrada a dos agentes de inmigración para la búsqueda de un estudiante de 4to. grado.

“A los esbirros de inmigración de Trump ahora les parece correcto pensar que está bien presentarse en una escuela pública para tratar de asustar a nuestras familias. Esta visita es sólo otra prueba de que el Departamento de Seguridad Nacional está fuera de control y plantea serias dudas sobre su integridad”, comentó el activista.

Y aunque familias y estudiantes de la escuela 58 manifestaron sentirse apoyados y respaldados por las autoridades escolares y la Ciudad, tras la visita de USCIS, consideraron abusiva y temeraria la diligencia de los oficiales.

“Me parece muy delicado que decidan venir a las escuelas a sembrar miedo, porque aunque no se hayan llevado a nadie, esto ya tuvo un impacto en niños como el mío que no para de hacerme preguntas”, comentó el chileno Emerson Pacheco, quien tiene a su hijo en primer grado, en esa escuela de Maspeth. “Ellos no tienen por qué tener esa intraquilidad siendo tan pequeños y Trump debería cambiar su pensamiento”.

María López, madre de otro menor, agregó que a pesar de que no fue ‘La Migra’ sino USCIS la agencia que visitó la escuela, por ser también una agencia de Inmigración, siembra el mismo terror.

Es muy cobarde lo que ellos están haciendo y sacan la excusa de que son diligencias rutinarias cuando es obvio que son tácticas para generar miedo”, recalcó la colombiana.

Héctor Figueroa, presidente de la unión 32BJ SEIU, afirmó que la visita de USCIS a la escuela 58 “es el más reciente de una serie de espantosos atentados para aterrorizar a las familias inmigrantes en los lugares donde antes se sentían seguros”.

La presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito, vio lo ocurrido como un hecho “inquietante” y destacó que la Ciudad no le dará la espalda a los inmigrantes y que para blindar más a las escuelas, los protocolos que prohíben el ingreso de agentes federales, serán promulgados como ley.

“Es otro ejemplo del impacto severo de las políticas de ejecución inmigratoria profundamente injustas y peligrosas del Presidente. Seguiremos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para resistir estas políticas y defender a los inmigrantes”, dijo.

Steven Choi, director ejecutivo de la organización New York Immigration Coalition, destacó que aunque la visita del jueves pasado no fue una acción coercitiva, demuestra lo importante que es que el Departamento de Educación tenga protocolos de protección en práctica para proteger a todos los estudiantes, algo que comparte el contralor Scott Stringer.

Estamos hablando de un niño de cuarto grado, uno de los neoyorquinos más jóvenes y esa es la razón por la cual la gente está viviendo en el miedo, y por la que vemos moralmente reprensible el manejo que Washington está haciendo”, comentó el funcionario.

Qué está haciendo NY por los indocumentados

  • Nueva York no entrega a ‘La Migra’ a indocumentados que no hayan cometido ninguna de las 170 ofensas consideradas graves y violentas.
  • La Ciudad implementó en marzo pasado un protocolo para prohibir el ingreso de agentes federales a sus edificios. Si hay una orden judicial, incluso hay un protocolo especial de manejo.
  • Nueva York no comparte con autoridades federales información del Departamento de Libertad Condicional.
  • Nueva York ofrece abogados gratuitos a inmigrantes que estén en proceso de deportación y otros asuntos migratorios.
  • La policía de NY no realiza labores de Inmigración.
  • Nueva York tiene el IDNYC para todos, una identificación que no pregunta por estatus migratorio.
  • Además actualmente cursan en el Concejo un paquete de medidas de protección a los indocumentados que pretende:
  1. Extender la política de no cumplir con solicitudes de ICE al Departamento de Libertad Condicional
  2. Buscar que los arrestos por conducta desordenada solo sean castigados con multas o un máximo de hasta cinco días en la cárcel, en lugar de 15 días, lo que actualmente podría poner a los indocumentados como posibles deportables.
  3. Restringir a las agencias de la Ciudad compartir información personal y se ordena que toda la información, incluyendo dirección, orientación sexual, raza y religión, se mantenga de manera confidencial.
  4. Lograr que el Departamento de Educación distribuya a todos los estudiantes información sobre los derechos que ellos y sus padres tienen al interactuar con ‘La Migra’.
  5. Expandir el alcance y trabajo de la Oficina de Asuntos de Inmigración de la Ciudad para que trabaje conjuntamente con programas de Justicia Civil y cree la unidad de asuntos estatales y federales que haga seguimiento a cambio de leyes y monitoree que las agencias de la Ciudad cumplan las leyes que protegen a inmigrantes
  6. Prohibir que las agencias de la Ciudad autoricen el ingreso a autoridades que no sean locales a áreas de la Ciudad que no sean públicas, si no tienen orden legal.
  7. Crear una ley donde se deja claro que Nueva York no va a asociarse con el Departamento de Seguridad Nacional para asumir roles de Inmigración.
  8. Crear un Grupo de Trabajo de Inmigración para analizar y seguir casos relacionados con inmigrantes.