No confíes en las calificaciones sobre los médicos que encuentras en internet

Un nuevo estudio revela que estos sitios web no contienen suficiente información para que sean útiles para los consumidores. Aquí te decimos lo que tienes que saber sobre cómo elegir al médico correcto

Guía de Regalos

No confíes en las calificaciones sobre los médicos que encuentras en internet
Foto: Shutterstock

Casi 60% de los consumidores indican que usan los informes en línea al elegir un nuevo proveedor de atención médica. Pero un nuevo estudio en la revista médica JAMA descubrió que la mayoría de los sitios que proporcionan estos informes no ofrecen suficientes datos que sean útiles para los consumidores.

Tal como CR ha informado previamente, incluso con una cantidad sin precedentes de información médica directamente en nuestras manos, es sorprendentemente difícil encontrar información básica sobre los médicos, incluyendo si alguna vez han sido sancionados por infracciones graves.

Aunque los sitios como Healthgrades, RateMDs, Vital y Yelp ofrecen algunas de las fuentes más accesibles de información para los consumidores, también están llenos de limitaciones. Sus calificaciones se basan casi por completo en revisiones de consumidores, que por lo general no verifican los registros de los médicos con las juntas médicas estatales o con otras fuentes. Y de acuerdo con la nueva investigación, tampoco cuentan con suficientes calificaciones reales.

“Estos sitios sencillamente no han surgido como una manera para que los pacientes encuentren información sobre sus médicos”, dice Tara Lagu, M.D., autora principal del estudio y médica en el Centro para la Calidad de la Atención en Baystate Medical Center en Springfield, Mass. “En 10 años, ninguno de estos ha acumulado suficientes informes para que sean útiles“.

Los autores del estudio investigaron 28 sitios web que tienen calificaciones de médicos para consultar los informes de 600 médicos seleccionados de manera aleatoria en una de las 3 principales áreas metropolitanas: Boston, Dallas y Portland, Ore. Encontraron un poco más de 8,000 informes en total.

Esa cantidad es menos impresionante de lo que parece: Una tercera parte de los médicos no tenían ninguna revisión en ninguno de los sitios. La mayoría del resto no tenía más de un informe. Y para quienes tenían más de uno, el promedio de revisiones era de 7, en los 28 sitios.

Esas cifras son un poco más altas que las de un estudio similar realizado en 2009, en donde el mismo equipo de investigadores descubrió menos de 200 revisiones para un total de 300 médicos en 33 sitios. Pero los autores del estudio indican que ese aumento no es suficiente para cambiar el resultado: Es casi imposible para los consumidores evaluar correctamente a los médicos usando las calificaciones de médicos en línea.

Lagu indica que los consumidores van en multitud a estos sitios web en parte porque la información reportada públicamente sobre la calidad de la atención médica no está disponible a nivel de los médicos. Pero hasta ahora, muchas más personas parecen estar buscando informes que publicándolos. “Calificar a tu médico no es como calificar un restaurante o un hotel“, dice Lagu. “Es una persona que conoce detalles íntimos sobre tu vida. Es una relación que muchas personas no quieren poner en riesgo”.

Están surgiendo nuevos enfoques para calificar a los médicos: algunos desde dentro de la industria de atención médica misma, cada uno con sus propios beneficios y desventajas.

Por ejemplo, en lugar de dejar sus informes en los sitios como Yelp, algunos proveedores de atención médica están encuestando a sus pacientes ellos mismos y luego ponen esa información disponible en sus propios sitios web. Este enfoque tiende a producir muchos más informes que los que han podido acumular sitios comerciales como Yelp. Pero esos informes están controlados por los sistemas de atención médica individuales, lo cual hace que sea difícil protegerlos de la parcialidad o poder comparar médicos entre los diferentes sistemas.

Por último, Lagu menciona que el mejor método de calificación incluirá lo que ella denomina “recopilación sistemática de datos”, en donde se hacen encuestas de manera rutinaria a los pacientes sobre sus experiencias y sus médicos los motivan a ser completamente sinceros en sus evaluaciones. “La manera en la que las calificaciones funcionan es hacer que los pacientes entiendan que la retroalimentación honesta nos ayuda a mejorar”, dice ella.

Consulta la guía de CR para obtener consejos sobre cómo elegir al médico correcto.

– Jeneen Interlandi