Por qué Nicaragua no hace parte del pacto climático de París

Tienen razones distintas a las del gobierno de Donald Trump

Guía de Regalos

Por qué Nicaragua no hace parte del pacto climático de París
Campo de energía eólica en Nicaragua. dInti Ocon/AFP/Getty Images

El presidente Donald Trump dejó a Estados Unidos en el club de países por fuera del Acuerdo climático de París junto a Siria y Nicaragua. Sin embargo, cada nación tiene razones distintas para estar aparte del resto.

Trump dijo que Estados Unidos estaba en desventaja frente a otras naciones. Siria está sumido en una guerra civil por lo que el medio ambiente pasa a un segundo plano. Para Nicaragua el acuerdo es un remedio de poco alcance ante la emergencia que vive el mundo.

Paul Oquist, jefe de la delegación nicaragüense durante las negociaciones de 2015, explicó que las naciones ricas deberían hacer mucho más para defender al planeta.

Nicaragua reclamó mayor compromiso de los países ricos para reducir las emisiones y criticó que sea un acuerdo de palabra.

“Estos compromisos voluntarios no funcionan”, dijo Oquist en ese entonces.

Para el gobierno sandinista esperar por acciones hasta 2025 o 2030 es demasiado tarde. Nicaragua tampoco cree justo que las naciones pequeñas tengan la misma responsabilidad de los países que más contaminan.

“Nosotros luchamos para que haya más ambición por parte de los grandes países emisores, luchamos para que haya indemnizaciones para los países que año con año están sufriendo los daños y perdidas de los resultados del cambio climático”, afirmó Oquist al sitio nicaraguense Limpia XXI.

Nicaragua ha sido elogiado por el Banco Mundial por ser un paraiso de energía renovable gracias a los recursos geotérmicos que proveen sus volcanes, además de su posición tropical para generar energía eólica y solar.