VIDEO: El escudo de hielo Larsen B de la Antártida se acerca a su final

Un escudo de hielo del tamaño del estado de Delaware está a punto de convertirse en iceberg
VIDEO: El escudo de hielo Larsen B de la Antártida se acerca a su final
La plataforma de hielo Larsen B probablemente se desintegrará en icebergs.

Sólo quedan 8 millas hasta que la grieta en el campo de hielo de Larsen C se rompa, creando un iceberg del tamaño del estado de Delaware.

Un nuevo estudio de la NASA halló que la última sección de la plataforma de hielo Larsen B de la Antártida, que se desplomó parcialmente en 2002, se debilita rápidamente y es probable que se desintegre completamente antes de que termine la década.

La ruptura de este campo de hielo en la Antártida se está acercando. NASA

Un equipo liderado por Ala Khazendar del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, encontró que el remanente de la plataforma de hielo Larsen B está fluyendo más rápido, cada vez más fragmentado y desarrollando grandes grietas. Dos de sus glaciares tributarios también están fluyendo más rápido y adelgazando rápidamente.

“Estas son señales de advertencia de que el remanente se está desintegrando”, dijo Khazendar. “Aunque es fascinante científicamente tener un asiento en la primera fila para ver cómo la plataforma de hielo se vuelve inestable y se desintegra, es una mala noticia para nuestro planeta, esta plataforma ha existido por lo menos 10,000 años y pronto desaparecerá”.

Los campos de hielo son los guardianes de los glaciares que fluyen de la Antártida hacia el océano. Sin ellos, el hielo glacial entra en el océano más rápido y acelera el ritmo de aumento del nivel del mar en todo el planeta. Este estudio, el primero en examinar exhaustivamente el estado del remanente de Larsen B y los glaciares que fluyen hacia él, ha sido publicado en línea en la revista Earth and Planetary Science Letters.

Ubicado en la costa de la Península Antártica, el remanente de Larsen B tiene 625 millas cuadradas (1,600 kilómetros cuadrados) de extensión y alrededor de 1,640 pies (500 metros) de espesor en su punto más grueso. Sus tres grandes glaciares tributarios son alimentados por sus propios afluentes más al interior.

“Lo que es realmente sorprendente sobre Larsen B es la rapidez con que los cambios están teniendo lugar”, dijo Khazendar. “El cambio ha sido implacable”.

Los principales glaciares tributarios del remanente se llaman Leppard, Flask y Starbuck – los dos últimos después de personajes en la novela Moby Dick.

Los espesores de los glaciares y las velocidades de flujo sólo cambiaron ligeramente en el primer par de años después del colapso de 2002, llevando a los investigadores a asumir que se mantuvieron estables.

El nuevo estudio reveló, sin embargo, que los glaciares Leppard y Flask han adelgazado entre 65 y 72 pies (20 y 22 metros) y acelerado considerablemente en los años siguientes. La parte de más rápido movimiento de Flask Glacier había acelerado el 36 % en 2012 a una velocidad de flujo de 2.300 pies (700 metros) al año – comparable a un coche acelerando de 55 a 75 mph.

“Este estudio de los glaciares de la Península Antártica ofrece información sobre cómo las plataformas de hielo más al sur, que contienen mucho más hielo terrestre, reaccionarán a un clima cálido”, dijo el glaciólogo Eric Rignot, coautor del artículo.

El equipo de investigación incluyó científicos de JPL, la Universidad de California, Irvine, y el Centro Universitario en Svalbard, Noruega. El artículo está en línea en: http://go.nasa.gov/1bbpfsC