El Concejo decidirá dónde estarán cárceles sustitutas de Rickers Island

El Alcalde presentó una hoja de ruta para disminuir la población reclusa de esa prisión a la mitad y advirtió que el plan es tener prisiones más pequeñas y más justas
El Concejo decidirá dónde estarán cárceles sustitutas de Rickers Island
La prisión de Rikers Island en Nueva York.
Foto: (Getty Images) / (Getty Images)

Hace menos de tres meses el alcalde Bill de Blasio anunció un plan para clausurar la cárcel de Rikers Island en un período de 10 años, y la Ciudad ya tiene una “hoja de ruta” para que se cumpla el objetivo.

Así lo dio a conocer la administración De Blasio, la cual recalcó que el plan es construir algunas prisiones que se alejen del estilo de mega penitenciaría de Rikers, que actualmente tiene casi 10,000 presos.

“Lo haremos haciendo nuestras cárceles más pequeñas, más seguras y justas”, aseguró la Alcaldía, a través de un comunicado.

Y aunque aún no se ha decidido en cuáles zonas concretas de la Gran Manzana se levantarán las nuevas prisiones para albergar a los reclusos que estén en Rikers al momento de su cierre, el mandatario dijo que ese tema será decidido por el Concejo Municipal.

“Mi visión es que entre menos cárceles (se hagan) mejor, pero no sé cuántas vamos a necesitar”, dijo el Alcalde cuando anunció el cierre de la prisión. “Los residentes tienen que sentirse cómodos de que va a ser un tema serio y justamente debatido, de manera abierta”.

El primer punto de la  “hoja de ruta” en el que está enfocada la Ciudad es en reducir la población carcelaria de Rikers a la mitad, pues las otras prisiones que existen solo tienen cupo para albergar a 2,300 internos.

Para lograr esa meta, la Ciudad ha diseñado un plan que incluye la ayuda de personas procesadas en el pago de sus fianzas, la implementación de programas que reduzcan las condenas de detención cortas, a fin de disminuir la reincidencia y la reducción del número de personas con trastornos mentales y abuso de sustancias.

Asimismo, otra de las metas de la Ciudad es reducir el número de personas encarceladas por violar las condiciones de libertad condicional, al igual que el número de mujeres y adultos jóvenes en las cárceles.

Un punto clave del plan para cerrar la famosa prisión, inaugurada hace 85 años, es agilizar los tiempos de procesamiento de los casos de delitos menores y acelerar las transferencias a la custodia estatal.

La intención del mandatario municipal es reducir en 25% la población de Rikers y tener 7,000 internos en el 2021 y después llegar a la meta de solo 5,000 para cerrar la prisión de manera definitiva.

Otro de los puntos del plan de acción tiene que ver con la expansión de desarrollo de oportunidades profesionales y servicios de apoyo entre los reclusos, garantizando que cuando salgan en libertad cuenten con opciones para no reincidir.

El programa de visitas también tendrá cambios aumentando los tiempos de duración, la renovación de las instalaciones y el incremento del personal.