New York Red Bulls y NYCFC afilan los dientes antes del derby

El Red Bull Arena será el escenario del derby el sábado a la 1:30 p.m.
Sigue a El Diario NY en Facebook
New York Red Bulls y NYCFC afilan los dientes antes del derby
Este sábado saltarán chispas en el MetLife Stadium en el derby de la ciudad de Nueva York.
Foto: Twitter / @NewYorkRedBulls

Tan solo 10 días después de caer eliminados por la mínima en la US Open Cup el campo de los Red Bulls, el New York City FC volverá a cruzar el río Hudson para poner un pie en Harrison y tratar de vencer a su máximo rival y seguir forjando una rivalidad que va camino de volverse importante.

Rojos y celestes se medirán en el Red Bull Arena el sábado a la 1:30 p.m., y no parece que habrá muchas sorpresas en los onces. La única duda que se oteaba en el horizonte era la participación de Moralez, algo que no quiso descartar Patrick Vieira en el Open Media Day. Luis Robles, jugador clave del entramado defensivo de Jesse Marsch, también confirmó en ese mismo evento que la ausencia del argentino marcaría el devenir del encuentro. Los pronósticos se cumplieron, no estará en la gran cita neoyorquina.

Tampoco jugarán Khiry Shelton, Gideon Baah, y es posible que Connor Lade y Mike Grella no se sienten ni en en banco. Por contra, los celestes recuperan al costarricense Ronald Matarrita, que llevaba varios partidos lesionado.

Por primera vez en mucho tiempo, el equipo visitante, que solo ganó una vez a los toros rojos en seis encuentros ligueros, llega por delante en la clasificación de la MLS. NYCFC llega con 27 puntos en su casillero, y tan solo una derrota en los últimos cinco partidos. Por su parte, los locales reman cuatro puntos por detrás, y se dejaron 8 puntos de los últimos 12. Sin embargo, todos saben que en casa se hacen fuertes.

En cuanto a la estrategia, ambos equipos confirmaron que no modificarán sus puestas a punto. La franquicia citizen tratará de salir con la pelota jugada desde atrás, con los centrales muy abiertos; y Red Bulls presionarán arriba, tratando de ahogar esa salida aseada de balón. Se espera un duelo muy físico, por lo que quien gobierne en la zona ancha tendrá la primera pista del mapa que lleva a la victoria.