Crean en laboratorio de EEUU la luz “más potente” de todo el planeta

Esta luz brilla como si estuvieran mil millones de soles juntos
Crean en laboratorio de EEUU la luz “más potente” de todo el planeta
Los investigadores dispararon un rayo láser sobre electrones individuales suspendidos en helio.

Cómo si fueran mil millones de soles.

Así es como brilla la luz más potente creada en la Tierra por un equipo de investigadores del Laboratorio de Luz Extrema en Nebraska, en Estados Unidos.

Y esta luz, producida por el láser Diocles -uno de los láseres más potentes del mundo-, tiene la asombrosa capacidad de cambiar el aspecto del objeto que ilumina.

Esta característica significa que podría utilizarse como un nuevo tipo de rayos x capaz de obtener imágenes de una resolución mucho mayor que la alcanzada hasta el momento con los rayos x convencionales.

Dispersión

Los investigadores descubrieron el efecto de esta luz cuando dispararon el láser sobre electrones individuales suspendidos en helio.

Así, notaron que al aumentar la intensidad de la luz, después de cierto umbral, la dispersión de fotones cambiaba la apariencia de lo que iluminaba.

Para entender este proceso, Donald Umstadter, principal autor del estudio, le explicó a la BBC cómo funciona la dispersión, el proceso que hace que las cosas sean visibles.

“Si miras por la ventana, la única razón por la que ves lo que ves es porque la luz del Sol rebota en los objetos -por ejemplo en un árbol- y de ahí se dirige hacia tu ojo. Ese rebote es lo que llamamos dispersión“.

“Sin dispersión, incluso en un día soleado, todo se vería oscuro como la noche”, continúa Umstadter.

Lo que ocurre con esta luz es que produce una dispersión en una escala inimaginable.

Medicina y seguridad

“Normalmente si aumentas la intensidad de la luz en una habitación, todo se verá igual pero más brillante. Cuando nosotros aumentamos la potencia de nuestro láser a cierto nivel, la luz que venía del objeto ya no parecía el objeto original sino un objeto con más forma, visto desde distintos ángulos y con una energía diferente”.

“(La imagen) era más parecida a la de los rayos x“.

Una de las aplicaciones prácticas más evidentes es en el campo de la medicina: la luz podría por ejemplo utilizarse para detectar microfracturas.

Pero también, acotan los científicos, podría usarse tomar imágenes de reacciones químicas o de electrones en movimiento, así como en dispositivos de seguridad.