Las cinco cosas que Bill de Blasio quiere cambiar en la MTA

El Alcalde no esperó a que el presidente de esa agencia presentara sus propuestas y planteó una serie de cambios en el sistema de trenes

Las cinco cosas que Bill de Blasio quiere cambiar en la MTA
Bill de Blasio charla con una pasajera del Subway en octubre de 2014 mientras se dirigía al Ayuntamiento.
Foto: Rob Bennett / Office of Mayor of New York/Getty Images

El alcalde Bill de Blasio se adelantó al presidente de la MTA y presentó su propio plan para mejorar el decadente sistema del Subway que va desde el procedimiento para evacuar pasajeros en caso de fallos en el los trenes hasta la instalación de aire acondicionado o la transparencia de la Autoridad Metropolitana de Transporte con los neoyorquinos.

Joe Lhota, el presidente de la MTA, había anunciado que el 31 de julio era la fecha límite para presentar una estrategia que ayude a paliar el sufrimiento que se vive a diario en el sistema subterráneo de la Gran Manzana, pero De Blasio no quiso esperar; harto de que el presupuesto que dedicó la Ciudad no esté empleándose como a él le gustaría.

“Hay muchísimo que hacer, y los recursos están ahí”, afirmó de Blasio. “¿Por qué hablamos de más dinero si sabemos que tienen dinero que no están usando?”.

El Alcalde criticó a la agencia que preside Lhota por concentrarse en temas estéticos relacionados con estaciones de Subway y puentes y no con el renueve total del sistema de señalización o la actualización de los vagones del tren, que han sufrido dos descarrilamientos en menos de un mes.

La administración de de Blasio ofreció un abanico de cinco soluciones en un comunicado centrado en la financiación de la MTA, su necesaria actualización y la implantación de cambios que faciliten la vida a los neoyorquinos.

La Alcaldía utilizó como ejemplo al Departamento de Policía (NYPD) y sus reportes mensuales con estadísticas de crímenes en todas las comisarías para tratar de que MTA refleje algo parecido con los retrasos que sufren a diario. Dicha medida serviría como ejemplo de transparencia y para crear consciencia de las mejoras que suplica el sistema.

De Blasio, que se quejó en el pasado de que los anuncios por megafonía parecen realizados en otro idioma, deberían ser también más transparentes con los pasajeros, poniéndoles de sobre aviso del tiempo de espera y el nivel de aforo disponible en el Subway, para evitar que neoyorquinos esperen durante demasiado tiempo a un tren al que ni siquiera pueden subirse.

Además de estas dos medidas, la oficina de De Blasio emitió un comunicado detallando otras necesarias mejoras: “No debería haber trenes sin aire acondicionado durante el verano. No debería haber estaciones sin empleados de MTA, por si ocurriera algún accidente, y los pasajeros no deberían quedar atrapados en el tren cuando hay problemas de mantenimiento“, indicó el comunicado de la Alcaldía.

Habrá que esperar hasta final de mes para comprobar si estos cinco puntos coinciden con el plan de Joe Lhota para renovar MTA, en un día en el que también podría prohibir ciertos tipos de comida en el Subway.