Una multitud protesta en las calles de Nueva York en apoyo de Colin Kaepernick

Defienden al exmariscal de campo de los 49ers. y reiteran que el problema no es él, sino la brutalidad policíaca

Las oficinas de la NFL se encuentran sobre Park Avenue. El famoso boulevard neoyorquino recibió el miércoles a cientos de manifestantes, tal vez miles. ¿Su consigna? Que algún equipo de la liga le dé trabajo a Colin Kaepernick.

Kaepernick es el quarterback que jugaba en los 49ers de San Francisco y que el año pasado fue noticia por poner una rodilla sobre el campo cada vez que el himno nacional de Estados Unidos era interpretado antes de los partidos.

Eventualmente, Kaepernick se quedó sin trabajo. Este año, sólo los Ravens de Baltimore y los Seahawks de Seattle mostraron interés, pero nadie le ha extendido una oferta contractual. Incluso, varios equipos que no cuentan con mucho talento en la crucial posición de quarterback han pasado de largo.

Eso ha sido interpretado por un amplio sector de la opinión pública como un veto silencioso de los dueños de la NFL, que habrían preferido no llevar una posible figura divisoria a sus estadios.

La protesta de ayer en las oficinas de la NFL fue en apoyo a Kaepernick, pero de fondo era una ocasión para expresarse en contra de la brutalidad policiaca contra minorías y en general contra el entorno racista en el país.

“La brutalidad de la Policía es el problema, no Kaepernick”, se leía en un letrero. “La supremacía blanca es el problema, no Kaepernick”, se leía en otro.

Antes, la leyenda del béisbol, Hank Aaron, dijo en un video publicado por AllThatTV que Kaepernick ha sido tratado injustamente y le pidió a la NFL darle una oportunidad. Asimismo, la Asociación Nacional de Avance para la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), dijo que está intentando reunirse con el comisionado de la NFL, Roger Goodell, para discutir el tema Kaepernick.

El sábado anterior, un grupo de policías se reunió en otra manifestación en Nueva York en apoyo a Kaepernick, quien mientras ha sido condenado por un sector del público por su protesta durante el himno nacional, también ha sido encomendado por otro sector. El atleta ya ha destinado cientos de miles de dólares del millón que prometió para causas sociales.