La mala calidad de sueño podría aumentar riesgos de demencia

La apnea del sueño es un desorden que se debe atender con prontitud
La mala calidad de sueño podría aumentar riesgos de demencia
Algunas veces, confundimos los trastornos del sueño con pesadillas.
Foto: Shutterstock

Dormir bien no está directamente relacionado con el tiempo de sueño, sino con la calidad del mismo.  Un estudio de la Academia Americana de Neurología revelo que a menor calidad de sueño, mayor el riesgo de que se desarrollen demencia y Alzheimer.

¿Eres de las personas que se despierta asustado durante la noche, después de sentir un salto, o roncas durante ese periodo de descanso? De pronto sería útil una visita al neurólogo, podrías estar sufriendo de apnea del sueño. La apnea es un trastorno que ocurre cuando hay pausas de la respiración durante el tiempo de descanso, por lo que no fluye suficiente oxígeno en el cerebro. Este problema genera que haya pausas e inicios en la respiración cuando se duerme.

Según expertos en el tema la apnea del sueño podría estar relacionada al peso y a la edad, aunque no es la única causa del diagnóstico. Existen diferentes tratamientos para corregir el trastorno y todos ellos deben ser dirigidos por un médico. Autodiagnosticarse no solucionará el problema y puede prolongar la falla.

El estudio realizado en 167 hombres japoneses americanos, por un periodo aproximado de 8 años, mostró que aquellos que tenían una mala calidad de sueño desarrollaban más fácilmente enfermedades cerebrales. Al parecer quienes tienen menores niveles de oxígeno en la sangre son los que con mayor facilidad desarrollan los males.

Aparte de la cantidad de oxigeno que hay en la sangre, hablamos de las ondas de sueño, que determinan la profundidad del mismo, ¿qué tan profundo es? Hay factores externos que afectan directamente esta variable. El exceso de contacto con pantallas o elementos electrónicos puede interferir en nuestra calidad de descanso. ¿Qué tanto estrés llevas a la cama? Realizar actividades de relajación previo a dormir es una buena forma de garantizar un mayor descanso.