Beisbolista venezolano de los Mets intentó batear con potencia y se fracturó la nariz

Wilmer Flores sangraba profusamente mientras Keith Hernández decía en la transmisión por televisión "Nunca había visto algo así"

En su visita a Texas el venezolano Wilmer Flores probó la miel y la hiel, pues se tuvo que ir del juego del domingo entre Mets y Astros en el Minute Maid Park por la ruta más ingrata, directo al hospital por una dolorosísima fractura de nariz.

El sábado durante el primer juego Flores conectó en la séptima entrada un grand slam para los Mets que terminaron perdiendo 8-12.

Fue durante la parte alta de la cuarta entrada del segundo encuentro cuando Flores intentó batear con potencia una recta muy cerrada del pitcher Brad Peacok. Wilmer apenas rozó la bola y ésta se fue a impactar directamente a su rostro, causándole una dolorosa fractura de nariz, en una jugada realmente extraña que se ve pocas veces en el beisbol profesional de la ‘Gran carpa’.

La novena texana también se impuso por 8-6 en el segundo de los dos primeros juegos que se juegan en Houston tras el paso del huracán Harvey.