Jornaleros y empleadas domésticas estrenan “zona segura” en Brooklyn

Abren nuevo centro de trabajadores de la organización Proyecto Justicia Laboral establecido con fondos de la Ciudad
Jornaleros y empleadas domésticas estrenan “zona segura” en Brooklyn
El nuevo centro de trabajadores de la organización Proyecto Justicia Laboral, establecido con fondos de la Ciudad, es un “oasis” en medio del clima y las políticas antiinmigrantes.
Foto: Zaira Cortés / El Diario

Los jornaleros y trabajadoras domésticas de Brooklyn cuentan con un nuevo “cuartel” para la defensa de sus derechos y la organización de campañas y movilizaciones por justicia social y laboral.

La organización Proyecto Justicia Laboral (WJP) inaugura este domingo un nuevo centro de trabajadores en el vecindario de Williamsburg, que, según activistas, será un “oasis” y una “zona segura” para cientos de trabajadoras domésticas y jornaleros que son inmigrantes indocumentados en un momento de asedio y clima antiinmigrante.

El nuevo centro, ubicado en el 365 Broadway y establecido con fondos asignados por el Concejo Municipal, es una extensión del antiguo centro de trabajadores en Bay Parkway, que seguirá operando con servicios y personal adicional, dijo Ligia Guallpa, directora ejecutiva de WJP.

El nuevo centro de trabajadores de la organización Proyecto Justicia Laboral, establecido con fondos de la Ciudad, es un “oasis” en medio del clima y las políticas antiinmigrantes.

El Concejo Municipal destinó $500,000 a distintos centros de jornaleros en 2016, pero los históricos fondos se incrementaron en el año fiscal 2017, para que cada condado tenga al menos uno de estos sitios.

Entre las organizaciones beneficiarias, además de WJP, está La Colmena (Staten Island) y New Immigrant Community Empowerment (Queens).

Actualmente WJP provee ayuda anualmente a más de 400 jornaleros y trabajadoras de casa, agregó Guallpa.

Marien Casillas, co-directora de WJP, dijo que el centro, que se ubica a poca distancia del lugar donde se paran las trabajadoras de casa a espera de ser contratadas, no solo servirá a jornaleros, también a trabajadores de otras industrias y las comunidades inmigrantes en general.

El nuevo centro de trabajadores de la organización Proyecto Justicia Laboral, establecido con fondos de la Ciudad, es un “oasis” en medio del clima y las políticas antiinmigrantes.

“Estamos ofreciendo servicios a trabajadores de restaurante, fábricas y personas que cuidan ancianos en casa, entre otros. Hemos abarcando varios sectores que necesitan protecciones”, dijo Casillas.

“La nueva oficina servirá como un centro de contrataciones para las empleadas de casa, un modelo similar al que tenemos en Bay Parkway”, añadió Guallpa.

Jornaleras son las más favorecidas

La comunidad de jornaleros que aglutina la organización cuenta con un centro de trabajadores en Bay Parkway que fue reconstruido con fondos públicos tras el azote del huracán Sandy en 2012. Pero las trabajadoras domésticas no disponían de un centro establecido, hasta ahora.

Para Erica González, una trabajadora doméstica y madre de dos jóvenes beneficiarios de DACA, el nuevo centro es una “zona segura” para organizarse y trazar estrategias en defensa de sus derechos. Una de las metas es abolir por completo la práctica “limpiar de rodillas” que exigen algunos empleadores del sector.

El nuevo centro de trabajadores de la organización Proyecto Justicia Laboral, establecido con fondos de la Ciudad, es un “oasis” en medio del clima y las políticas antiinmigrantes.

“Este centro es una fuente de información fiable y un punto de apoyo para mi familia, especialmente con el final de DACA. El martes, cuando finalizó el programa, estuve aquí con otras madres. Juntas pudimos asimilar la mala noticia y ver al futuro en cuanto a nuestra lucha”, dijo González.

Guallpa comentó que parte de los fondos asignados a WJP servirán para identificar nuevas paradas, además de implementar servicios adicionales, como un horario más extenso y clases de inglés enfocadas en la defensa de derechos laborales, además de las clases de OSHA y clínicas de inmigración en respuesta al final de DACA.

El nuevo centro de trabajadores de la organización Proyecto Justicia Laboral, establecido con fondos de la Ciudad, es un “oasis” en medio del clima y las políticas antiinmigrantes.

“En esta organización he aprendido que se puede triunfar aún sin un beneficio como DACA. Los jornaleros y trabajadoras de casa son ejemplos de éxito y liderazgo”, dijo Miriam Uribe, una joven organizadora con DACA y recién graduada de la universidad. “Es bueno estar en un lugar en donde hay apoyo absoluto para toda la comunidad inmigrante”.

Ambos centros de jornaleros operarán de martes a sábado. El de Bay Parkway de 7:00 a.m. a 8:00 p.m. y el de Williamsburg de 10:00 a.m. a 8.00 p.m.

El concejal Carlos Menchaca, presidente del Comité de Inmigración del Concejo Municipal, dijo que los fondos destinados son parte de los esfuerzos del Concejo para acercarse a los trabajadores más vulnerables.

“Los jornaleros ahora tienen acceso a contratos legales, clases de seguridad laboral y protección en casos de robo de salario”, expresó Menchaca.

Guadalupe Aguirre, una trabajadora de la construcción, comentó que el nuevo “cuartel” también será un punto clave en la lucha por salarios dignos y seguridad laboral.