Presentan plan para apoyar a puertorriqueños recién llegados a NYC

La defensora del pueblo Letitia James divulgó un nuevo plan para ayudar a los desplazados de Puerto Rico y las Islas Vírgenes que buscan refugio en la ciudad de Nueva York
Presentan plan para apoyar a puertorriqueños recién llegados a NYC
Cientos de puertorrique;os cuyas familias fueron afectadas por el huracán María se manifiestan en Foley Square,.

Ante la llegada masiva de puertorriqueños a la ciudad de Nueva York tras la devastación del huracán María, varios funcionarios de la ciudad y líderes de organizaciones latinas, liderados por la defensora del pueblo Letitia James, han formulado un plan para responder a las necesidades de los sobrevivientes y sus familias.

James, quien anunció la medida el jueves, explicó que las agencias del gobierno de la Ciudad y los grupos civiles están colaborando para proveer recursos y servicios de emergencia a los puertorriqueños y residentes de las Islas Vírgenes, desplazados tras los huracanes Irma y María, que buscan refugio temporal o permanente en Nueva York.

“Nueva York siempre ha sido un faro de esperanza y refugio para aquellos que experimentan dificultades y desastres. Hoy abrimos nuestros brazos a los sobrevivientes de Puerto Rico y las Islas Vírgenes”, dijo James. “Debemos estar preparados para ayudar a las familias que huyen del desastre a medida que llegan a la ciudad”.

La Federación Hispana, Make the Road, Center for Popular Democracy, Northern Manhattan Improvement Corporation, Mothers on the Move y Urban Health Plan son parte de las organizaciones de base que colaboran con James, además de la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito.

“Viajé a mi natal Puerto Rico dos veces desde que el huracán destruyó la isla (…) es desconsolador la falta de respuesta del gobierno federal, pero en la ciudad de Nueva York continuaremos siendo un modelo para el resto del país en nuestros esfuerzos por ayudar a nuestros compatriotas”, dijo Mark-Viverito.

¿Qué establece el plan?

El plan de James se fundamente en educación, servicios del gobierno, empleo, vivienda y recursos disponibles en las organizaciones de los cinco condados que colaboran.

James explicó que el plan se implementaría con el respaldo del Concejo y a medida que vayan llegando las familias desplazadas a la ciudad, aunque algunas medidas entrarían en vigor de inmediato, especialmente las que se refieren a educación y vivienda.

Escuelas y educación

  • Designar representantes bilingües para ayudar a las familias a identificar las escuelas adecuadas para sus hijos, incluidas las instituciones con programas de inglés como segundo idioma.
  • Proporcionar material escolar mediante el lanzamiento de un programa para alentar a los neoyorquinos a donar útiles escolares.
  • Proveer consejería en las escuelas para estudiantes que se están reubicando y han experimentado trauma.
  • Asegurar programas de después de la escuela a las familias que lo requieran.
  • Clases de inglés gratuitas para adultos.
  • Brindar educación y servicios legales para aquellos que necesitan saber más sobre sus derechos con respecto a la cobertura del seguro inmobiliario y su capacidad de regresar a sus hogares.

Servicios del gobierno

  • Más empleados bilingües de la Ciudad para guiar a las familias que necesitan solicitar los beneficios locales, estatales y federales a su alcance.
  • Asignar fondos de la Ciudad, a través del programa de subsidio de emergencia “One Shot”, para asegurar recursos y servicios.
  • MetroCards gratis durante seis meses.
  • Beneficios temporales del programa de alimentos SNAP.
  • Ampliar los servicios del programa IDNYC.
  • Una campaña de recolección de ropa de invierno que sería depositada en las oficinas y edificios de la Ciudad para después ser distribuida a través de las organizaciones que colaboran.

Vivienda

  • Brindar asistencia e incentivos para la vivienda familiar a los neoyorquinos que alojen a las familias recién llegadas.
  • Más personal de habla hispana para facilitar el acceso a programas de vivienda.
  • Designar vivienda temporal para familias desplazadas.
  • Identificar opciones de vivienda para personas mayores.

Organizaciones basadas en la comunidad

  • Proporcionar fondos a organizaciones comunitarias que apoyan y trabajan con las poblaciones desplazadas.
  • Ampliar los servicios de despensa de alimentos y cocina.

Empleo

  • Designar centros para empleos temporales o permanentes a través del programa Workforce1 del Departamento de Servicios para Pequeños Negocios.
  • Extender los servicios del programa Workforce1 para la búsqueda de empleo.
  • Participar en un esfuerzo de divulgación para informar a los empleadores y las cámaras de comercio del sector privado sobre la necesidad de identificar empleos para las personas desplazadas.
  • Utilizar los Centros de Soluciones Empresariales de la ciudad para brindar apoyo a las personas que desean iniciar o continuar pequeñas empresas en Nueva York, además de facilitar los permisos y licencias necesarios.

Éxodo puertorriqueño a Estados Unidos

La inmigración de puertorriqueños a Estados Unidos comenzó desde 2014 debido a la crisis económica en la isla.

  • Según el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, en 2015 emigraron 89.000 puertorriqueños al país, la mayoría a Florida, Texas, Pennsylvania, Ohio y Connecticut.
  • Los funcionarios de la Ciudad, incluyendo los del Departamento de Educación, dicen que es demasiado pronto para determinar cuántos de los 3.4 millones de residentes de Puerto Rico se trasladarán a Nueva York.
  • El Centro de Estudios Puertorriqueños de CUNY estima que la catástrofe en la isla acelerará la migración a la ciudad por razones económicas. El Instituto de Estadísticas de Puerto Rico cree que hasta 200.000 personas podrían emigrar este año de Puerto Rico a los enclaves tradicionalmente boricuas en Estados Unidos.
  • Actualmente la ciudad de Nueva York es hogar de más de 700.000 residentes de ascendencia puertorriqueña, según las últimas cifras del Censo.