Ariana Austin, la estadounidense que se convirtió en princesa

Una estadounidense es ahora princesa tras casarse con el heredero de un emperador que conoció en una noche de fiesta
Ariana Austin, la estadounidense que se convirtió en princesa
Ariana Austin conoció a su príncipe en una disco.
Foto: Instagram / chezariana

Suena como un cuento de hadas, pero esta historia es totalmente real y aunque usted no lo crea, empezó en un club nocturno de Washington y terminó en un exótico matrimonio.

Así es, en 2005 Ariana Austin, una mujer estadounidense común que pasaba un rato de diversión con una de sus amigas en un lugar llamado Pearl, conoció ni más ni menos a su “principe azul”… o algo por el estilo.

Quizá también te interese: ¿Quién debe de pagar en la primera cita?

View this post on Instagram

Happiest Thanksgiving!

A post shared by Ariana Austin Makonnen (@arianamakonnen) on

Joel Makonnen y Ariana se conocieron esa noche sin que ella imaginara lo que ocurriría, aunque a los cinco minutos de haberse encontrado, él ya le había dicho que ella terminaría por ser su novia.

En ese entonces ella tenía 21 años y había caído enamorada de un joven del que de momento solo sabía que era abogado, aunque tiempo después le confesaría la verdad sobre su árbol genealógico.

Ahora ella tiene 33 años y no solo se convirtió en novia de aquel joven, sino en su esposa, una verdadera princesa, pues su ahora marido es ni más ni menos que el bisnieto de Haile Selassie I, último emperador de Etiopía.

Joel, o príncipe Yoel, quien creció entre Suiza y Francia y después se trasladó a los Estados Unidos a estudiar leyes, es hijo del príncipe David Makonnen y la princesa Adey Imru Makonnen, quienes nacieron en Roma, Italia y vivieron en el exilio tras el golpe de estado que en 1974 derrocó a Haile Selassie I, el último monarca de aquel país africano.