Hablamos en exclusiva con la actriz porno que ahora es víctima de bullying en redes sociales

Amaranta Hank nos habló en exclusiva sobre las fuertes críticas que ha recibido tras cancelar grabación del video con hombre discapacitado
Hablamos en exclusiva con la actriz porno que ahora es víctima de bullying en redes sociales
Amaranta Hank
Foto: Captura Twitter Amaranta Hank

Amaranta Hank, actriz porno colombiana, ha sido fuertemente criticada en las redes sociales tras cancelar la grabación del video con un hombre en condición de discapacidad. Ser víctima de matoneo es más común ahora, pues las redes sociales facilitan la popularización de los mensajes.

Con críticas subidas de tono y vocabulario ofensivo, Amaranta Hank ha sido nombrada en las redes sociales, tanto por quienes la siguen desde tiempo atrás, como por quienes conocieron de ella gracias a la polémica desatada. Su trabajo ha sido cuestionado e incluso algunos han entrado a criticar sus principios.

Hablamos en exclusiva con Amaranta Hank quien nos aseguró que este matoneo se ha limitado a las redes sociales.

“Me pareció muy desafortunado que por dejarse llevar por esa moda o por estar a tono con los twitteros, hicieran comentarios tan pesados. El bullying de ‘hagamos memes y riámonos’ es finalmente parte del derecho del humor, pero ya había cosas pesadas como ‘vamos a apedrearla, ojalá que te empalen – o – lo que te deseamos es que tengas mucho sida  y muchas enfermedades venéreas’. Entonces ya cosas como ésas lo que me producen es como una decepción del punto de daño al que llega la persona por no pensar. Quizá por seguir el juego de lo que está de moda”, nos dijo Hank en conversación teléfonica.

Defensores también han salido a dar la batalla, pues consideran que “ser actriz porno no implica que una mujer se acueste con quien no quiere”, como lo dijo @pinocalad en la red social.

“He hablado con mucha gente en la calle. La gente me dice ‘oye, yo te apoyo, estás en todo tu derecho de decir que no’ y muchos líderes de opinión también están del lado mío”, dice Amaranta.

La discusión se ha elevado porque en un principio Amaranta puso una meta a un twittero, que se encuentra en condición de discapacidad, para acceder a grabar un video con él. Yeimis Echeverry, el otro protagonista de la historia después de cumplir con lo solicitado, habría publicado un mensaje calificado de machista, el cual fue tomado por la actriz como ofensivo por lo cual se canceló el acuerdo.

La actriz considera que la discusión se salió de tono: “Finamente resulta absurdo que le presten tanta atención, que haya tanto matoneo y que me reclamen a mi tanto, por una decisión que tiene que ver con mi cuerpo y no se preocupen por otras cosas del país que son más pesadas, que son serias, inclusive”.

Intentamos comunicarnos con Yeimis Echeverry, el twittero, pero no recibimos respuesta.