La sorpresiva intervención de Melania en un evento de Trump

VIDEO: Es la primera vez que la esposa del presidente tiene un rol tan destacado para un tema nacional
La sorpresiva intervención de Melania en un evento de Trump
La Primera Dama liderará una campaña contra las adicciones.
Foto: Alex Wong/Getty Images

Por primera vez en un evento oficial de la Casa Blanca, la primera dama Melania Trump fue el centro de atención, no sólo su esposo, el presidente Donald Trump.

La lucha contra las adicciones será la principal causa de la Primera Dama, quien habló luego de que el presidente Trump habló sobre varios temas, además de los opiáceos y la drogadicción, incluida la batalla de Fred, su hermano mayor, contra el alcoholismo.

“Lo que encuentro el tema común de todas estas historias es que esto puede sucederle a cualquiera de nosotros”, dijo la exmodelo. “La adicción a las drogas puede afectar a tus amigos, vecinos o tu familia. No se ha salvado ningún estado y no se ha salvado ningún grupo demográfico”.

Elogió a su esposo por haber declarado una emergencia de salud pública y por haber ordenado al gobierno federal que hiciera todo lo posible para combatir la crisis de opiáceos.

Ella dijo que la crisis ha afectado a millones de estadounidenses; más de 175 estadounidenses sucumben a sobredosis todos los días, comentó, haciendo énfasis en cómo afecta a los niños.

“Recientemente me interesé más en lo que puedo hacer para ayudar a combatir esta epidemia”, dijo.

Cuando presidente Trump dio a conocer que la actual administración impulsaría una batalla contra las adicciones, la Primera Dama estuvo presente, pero no dijo una sola palabra, sólo publicó un tuit donde expresó su decisión de liderar una campaña.

Sin embargo, en septiembre pasado, la exmodelo dio formalmente su primer paso, proyectando una imagen poco vista en ella, más allá de los eventos sociales a los que acompaña a su esposo, esta vez estuvo al centro de la mesa, no sólo al lado de su esposo.

“Estoy aquí para escuchar y aprender de sus historias y espero que se sientan libre de decirme lo que piensan, sus opiniones y cómo les podemos ayudar mejor”, dijo aquel día la Primera Dama a sus invitados en el Dining Room de la Casa Blanca.

Los asistentes fueron representantes de algunas organizaciones que atienden las adicciones, algunas de las cuales surgieron luego de un familiar estuviera en esa condición.