Pasajeros temen un nuevo aumento en las tarifas del Subway

Análisis del contralor del estado encontró que, de no identificarse nuevas fuentes de financiamiento para la MTA, el aumento en las tarifas se implementaría más rápido de lo planeado
Pasajeros temen un nuevo aumento en las tarifas del Subway
Usuarios de transporte público aseguran que no podrían pagar otro incremento a la tarifa.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El trabajador ecuatoriano Jorge Vivanco dijo estar obligado a decidir constantemente entre desembolsar $122 para una MetroCard del mes o comprar alimentos tan básicos como lácteos y cereales. Los incrementos en las tarifas de transporte público lo han llevado a buscar otras fuentes de ingresos y trabajar horas extra, aunque en ocasiones simplemente no puede costear un viaje en el tren.

“Cuando no puedo pagar la MetroCard del mes compro la de siete días y espero hasta juntar dinero suficiente para pagar la del mes. Vivir en Nueva York es muy caro, el alquiler consume una gran parte de mi paga y lo que queda es para el transporte y otros gastos necesarios”, expresó Vivanco. “Yo no puedo pagar más dinero en transporte, ahora mismo ya es demasiado. Tengo miedo de otro aumento, no sé cómo haría para pagar una MetroCard. Tener una comienza a ser un lujo”.

Usuario Jorge Vivanco.
Usuarios de transporte público aseguran que no podrían pagar otro incremento a la tarifa.

El temor de Vivanco -y de cientos de miles de usuarios- de un nuevo aumento en las tarifas podría ser una realidad antes de lo esperado, según un nuevo reporte del contralor del estado Thomas P. DiNapoli divulgado este jueves, que revela que de no identificarse nuevas fuentes de financiamiento para la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), la agencia podría incrementar sus tarifas y peajes antes de lo previsto.

La MTA por lo general plenea aumentar las tarifas cada dos años a medida que sus costos continúan incrementándose. Sin embargo, los miembros de la Junta de la MTA rechazaron el verano pasado la idea de continuar los aumentos de las tarifas bienales, argumentando que la agencia debería buscar otras fuentes de ingresos.

“Las personas que intentan resolver la situación no viajan en tren, nosotros sí, y tenemos que pagar el costo en todos los sentidos, porque somos trabajadores que no hemos visto un aumento en el salario. Todo aumento en esta ciudad, menos nuestra paga”, dijo el mexicano Roberto Quezada, quien depende del sistema de trenes de la ciudad para llegar a su trabajo en Manhattan. “Los trabajadores estamos pagando por todo en Nueva York”.

La Alcaldía no rebatió la urgencia de financiamiento para la MTA, pero dejó en claro que “pedirles a los pasajeros que paguen la cuenta es inaceptable”.

“Nunca ha estado en duda que la MTA necesita una nueva fuente de financiación especializada”, dijo Austin Finan, portavoz de la Alcaldía. “La pregunta es de dónde vendrá el dinero. El plan del Alcalde de pedirle a los neoyorquinos más adinerados que aporten algo extra para el metro sigue siendo la única propuesta real sobre la mesa”.

Usuarios de transporte público aseguran que no podrían pagar otro incremento a la tarifa.

El alcalde Bill de Blasio planteó el verano pasado un “modesto aumento” de impuestos a los residentes más acaudalados de la ciudad para financiar las mejoras de emergencia del Subway. Los neoyorquinos que ganan cerca de $1 millón al año pagarían aproximadamente $2,700 más en impuestos anuales, o alrededor de $7 por día, establece el plan del mandatario.

El aumento de impuestos generaría un estimado de $700 millones en 2018 antes de elevarse a alrededor de $820 millones anuales para el 2022, según la propuesta del Alcalde.

La oficina del gobernador Andrew Cuomo precisó que el plan de De Blasio requeriría la aprobación legislativa, lo que podría tomar hasta un año. Además, la propuesta también requiere  el apoyo del Senado estatal liderado por republicanos, que ya ha rechazado intentos similares del Alcalde, incluyendo un “impuesto millonario” que habría recaudado dinero para programas de vivienda asequible.

Mientras la esfera política y de altos funcionarios debaten acerca de cómo financiar las mejoras de emergencia del Subway, los usuarios no pueden evitar el temor de un nuevo golpe a sus bolsillos.

Otro usuario que expresó preocupación es el mexicano Alejandro Estrada. El trabajador dijo que algunas ocasiones ha tenido que pedir dinero prestado para costear el Metrocard del mes.

“Los funcionaros tienen que dejarse de discursos y reportes y actuar lo antes posible, porque al final siempre somos los más pobres los que pagamos. Uno no puedo con la renta y los gatos del mes, vamos al día”, expresó.

Usuario Roberto Quezada.
Usuarios de transporte público aseguran que no podrían pagar otro incremento a la tarifa.

 

Usuario Alejandro Estrada
Usuarios de transporte público aseguran que no podrían pagar otro incremento a la tarifa.