Pasajeros enfermos son un ‘dolor de cabeza’ en el Subway

Un gran porcentaje de los retrasos se deben a esta causa y por ello la MTA comenzó un plan para atenderlos de manera más rápida
Pasajeros enfermos son un ‘dolor de cabeza’ en el Subway
La estación Columbus Circle registra un gran número de retrasos por pasajeros enfermos.
Foto: Getty Images

“Lamentamos la demora pero tenemos un pasajero enfermo”. Esa es una de las excusas que más escuchan los usuarios del Subway cuando sus trenes sufren retrasos.

Y es que los pasajeros enfermos son una de las causas más comunes en las demoras en el sistema, ya que los conductores deben detener los trenes y acudir a inspeccionar el vagón donde se encuentra la persona afectada.

Estas situaciones muchas veces no se pueden resolver de manera rápida y los retrasos se prolongan cuando se tienen que espera a que llegue la ayuda médica para atender al enfermo.

Es por esto que la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) comenzó a implementar el “Subway Action Plan”, con el fin de de agilizar la ayuda a los usuarios que no se sientan bien y a la vez reducir las demoras.

Con esta plan se desinarán 12 unidades, en el mismo número de estaciones, de paramédicos (EMT) que estarán atentos a los reportes de pasajeros enfermos sobre todo durante las ‘horas pico’ de la mañana y la noche.

El pasado julio apenas cinco estaciones contaban con personal EMT, y en septiembre se contabilizaron 2,519 retrasos durante el servicio de la semana que estuvieron provocados por pasajeros enfermos.

De acuerdo a estadísticas de la MTA el “Subway Action Plan” ya está dando buenos resultados, y desde el pasado 7 de noviembre se ha prestado servicio en 102 oportunidades, siendo las estaciones de Columbus Circle y West 4th las que han tenido el mayor número de pasajeros enfermos.