Miles de residentes de NYCHA pasan frío

Se quedaron sin calefacción mientras el “ciclón bomba” golpeaba a la Gran Manzana

Mientras que las temperaturas mínimas han bajado drásticamente a niveles históricos estos días llegando hasta los 4° Fahrenheit, y en momento en que la ciudad de Nueva York era golpeada por el “ciclón bomba”, miles de residentes de las Viviendas Pública (NYCHA) han denunciado que no tienen calefacción en sus apartamentos.

Las quejan han llegado desde varios complejos residenciales como el Harborview Tarrace, en el lado Oeste de Manhattan, el Jefferson Houses, también en Manhattan, el Rutland Towers, en Brooklyn, y el Woodside Houses, en Queens, entre otros.

El página web, NYCHA había indicado el viernes que no había calefacción en el Tilden Houses y el Pink Houses, en Brooklyn, y el Sedgwick Houses y el Patterson Houses, en El Bronx.

Una de las residentes en el Harborview Terrace, Carmen Crespo de 67 años, le dijo a medios locales que no tienen calefacción desde hace dos semanas. “Ha sido demasiado tiempo para mi sin calefacción”, se quejó.

El mismo alcalde Bill de Blasio instó a los neoyorquinos el jueves, durante una rueda de prensa para hablar sobre el trabajo que hacían las agencias de la Ciudad durante la nevada, a que reclamaran a sus caseros si tenían problemas con la calefacción o el agua caliente.

Lee también: La relación mortal entre las bajas temperaturas y los incendios

El mandatario recordó que si estos no responden a las quejas, “los que carezcan de esos servicios deben llamar al 311. De esta manera, la Ciudad puede entrar a los edificios, hacer las reparaciones para restablecer la calefacción y el agua caliente y luego pasarle la factura al casero”.

Jasmine Blake, una vocera de NYCHA, dijo a medios locales que algunos de los problemas con la calefacción se debieron a válvulas rotas pero que ya habían sido reparadas.

La vocera indicó que en otros casos se han dado fallas de  docenas de radiadores que han dejado de funcionar “como resultado en una baja en la presión del suplido de gas natural los calentadores del los complejos de edificios, por parte de la compañía que suministra ese servicio, el National Grid”.