La relación mortal entre las bajas temperaturas y los incendios

Los métodos inseguros y peligrosos de buscar calefacción son la causa principal de siniestros y muertes en NYC
La relación mortal entre las bajas temperaturas y los incendios
Al menos 20 personas murieron a causa de incendios, algunos de los cuales tuvieron relaci{on con el fr{io extremo en la ciudad.
Foto: ARCHIVO / Archivo

NUEVA YORK.- Las autoridades hicieron especial énfasis en instar a los neoyorquinos a tomar previsiones y seguir estrictamente las recomendaciones para evitar incendios y víctimas fatales al usar métodos inseguros para proveerse calefacción tales como, encender estufas, hervir  agua, activar generadores eléctricos en interiores e inclusive el incorrecto manejo de equipos de calefacción portátiles.

La Oficina de Manejo de Emergencias de la ciudad de Nueva York emitió una amplia gama de sugerencias para enfrentar los próximos días de bajas temperaturas. Sólo en las última semana del 2017 al menos 20 personas murieron a causa de incendios.

“Aconsejamos a los neoyorquinos que permanezcan adentro tanto como sea posible y ayudar a otros a mantenerse seguros al controlar a los miembros mayores de la familia, a los vecinos y a las personas con mayores riesgos para la salud”, dijo el comisionado de Manejo de Emergencias de NYC, Joseph Esposito.

Esposito agregó que las temperaturas frías prolongadas son extremadamente peligrosas, especialmente para las poblaciones vulnerables y en consecuencia instó a seguir las recomendaciones de cómo mantener la calefacción en su punto, para evitar incendios o niveles peligrosos de monóxido de carbono.

Consejos de seguridad contra incendios:

  • Asegúrese de tener una alarma de humo en funcionamiento en todas las habitaciones. Pruébelas al menos una vez al mes y cambie las baterías dos veces al año.
  • Use solo equipo de calefacción portátil que esté aprobado para uso en interiores. Los calentadores de espacio son dispositivos de calentamiento temporales y solo deben usarse por un tiempo limitado cada día.
  • Mantenga los materiales combustibles, incluidos los muebles, las cortinas y las alfombras, a una distancia mínima de tres pies de la fuente de calor. Nunca cubra la ropa con un calentador para secarlos.
  • Nunca deje desatendida la calefacción portátil, especialmente cerca de los niños. Siempre esté atento a los equipos de calefacción. Apágalo cuando no puedas controlarlo de cerca.
  • Enchufe los calentadores de espacio directamente en un tomacorriente de pared. Nunca use un cable de extensión o regleta de enchufes. No conecte nada más en el mismo tomacorriente cuando el calentador esté en uso. No use calentadores de espacio con cables desgastados o dañados.
  • Si va a usar una manta eléctrica, solo use una que tenga menos de 10 años a partir de la fecha de compra. También evite meter la manta eléctrica a los lados de la cama. Solo compre mantas con cierre automático de seguridad.

Prevenga el envenenamiento por monóxido de carbono:

  • El monóxido de carbono proviene de la quema de combustible. Por lo tanto, asegúrese de que todos los dispositivos de combustión como hornos, calderas, calentadores de agua y secadores de ropa estén adecuadamente ventilados al aire libre y funcionen correctamente. Si no está seguro, contacte a un profesional para inspeccionar y hacer las reparaciones necesarias.
  • Asegúrese de tener un detector de monóxido de carbono en funcionamiento. La mayoría de los hogares y edificios residenciales en la ciudad de Nueva York están obligados por ley a tener detectores de monóxido de carbono instalados cerca de todas las áreas para dormir. Los propietarios son responsables de instalar detectores de monóxido de carbono aprobados. Los ocupantes son responsables de mantener y mantener los detectores de monóxido de carbono en buen estado.
  • Mantenga las chimeneas de la chimenea limpias y sin escombros.
  • Nunca caliente su casa con una estufa o horno a gas, parrilla de carbón, queroseno, propano o calentadores que quemen petróleo. Los calentadores de queroseno y los calentadores de propano son ilegales en la ciudad de Nueva York.
  • Los síntomas del envenenamiento por monóxido de carbono no son específicos e incluyen dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, somnolencia, dificultad para respirar y pérdida del conocimiento. Las intoxicaciones graves pueden provocar lesiones permanentes o la muerte.

Si un detector de monóxido de carbono se apaga en su hogar, salga inmediatamente y llame al 911. Si sospecha envenenamiento por monóxido de carbono, salga inmediatamente y llame al 911. Para obtener más información sobre seguridad contra incendios, visite FDNYsmart.org