Peligra la subvención del teléfono para hogares de bajos ingresos

La Defensora del Pueblo pide a los ciudadanos que escriban cartas de defensa del programa a la FCC
Peligra la subvención del teléfono para hogares de bajos ingresos
La defensora del pueblo, Letitia James en una imagen de archivo./El Diario
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Es 2018 y este momento en la historia permite ver a un buen número de políticos progresistas — liderados por la defensora del pueblo, Letitia James–, defender un programa puesto en marcha por el presidente republicano Ronald Reagan en 1985.

Se trata de Lifeline, un subsidio para servicios de telefonía o internet de banda ancha para comunidades de bajos ingresos y que no usa fondos públicos sino que se paga con una comisión que se deduce al resto de los consumidores de su tarifa telefónica. Es un programa crucial para que personas mayores y hogares con limitados recursos tengan acceso a llamar al médico, recibir las llamadas de estos, solicitar ayuda o en el caso de los niños, hacer las tareas de la escuela con internet.

Ahora la Comisión del Mercado de Comunicaciones, FCC, quiere modificar el proceso de recertificación, primar los servicios de voz en Internet y eliminar el servicio de premium WiFi entre otras cosas, algo que puede afectar a muchas personas. James considera que la reforma “dejará sin financiación al programa y esto es un ataque a las familias más vulnerables”. Es algo que su oficina calcula que afectará a un millón de neoyorquinos, sobre todo envejecientes.

James anima a los afectados y al resto de neoyorquinos a participar en el periodo de comentarios públicos con cartas a la FCC para convencer a quienes toman decisiones del valor de este programa. “Es mejor que las cartas que se manden incluyan historias personales”, explicaba James, para dar más fuerza a una batalla que dadas las intervenciones ayer de personas mayores que están comunicados solo gracias a este servicio se perfila como crucial. El periodo de comentarios se ha ampliado hasta el 24 de febrero.

La FCC, como otras agencias y departamentos de la Administración, está deshaciendo mucha de las legislaciones y programas del pasado. Recientemente ha acabado con la neutralidad de la Red, algo que aún se está batallando aún desde varios frentes por los defensores de esta.