Pasajeros reclaman que relojes del Subway “están locos”

Aunque algunos usuarios y líderes políticos denuncian que muchas pantallas no sirven, la MTA afirma que la vasta mayoría en las 471 estaciones funcionan perfectamente
Pasajeros reclaman que relojes del Subway “están locos”
Relojes en el metro, donde permite a los usuarios a ver los horarios de llegada.

Son las 9:24 de la mañana. Los pasajeros de la estación Steinway, en Astoria, Queens, llevan varios minutos esperando en la plataforma. El reloj informativo anuncia que la espera terminó. El tren M estará allí en “0 minutos” y el R está a “6 minutos” de llegar. Pero… ¿dónde está el tren? El tiempo pasa y no aparece ninguno.

“¿No que estaba a 0 minutos?”, se preguntó el mexicano Juan Rodríguez, con un gesto de frustración, acompañado con risa. Su asombro aumenta tras volver a mirar el reloj, que ahora indica que el tren M está a 6 minutos y el R a 14 minutos de llegar. Solo la información sobre la temperatura era correcta: “34 grados”.

Una escena similar vivió el peruano Miguel Ventosa en la estación de la calle 23 y Octava avenida, en Manhattan. Eran las 7:54 p.m. y el reloj indicaba que el tren E hacia Queens llegaría en 1 minuto. Pasaron 10 y el tren jamás llegó, y la pantalla se empecinaba en indicar que estaba a tan solo 1 minuto de la estación. “Estos relojes están locos. No sé cómo miden ellos los minutos porque son minutos eternos”, comentó el usuario, quien prefierió abandonar la estación y caminar a otra. “Para mí esto es un desperdicio de dinero porque no sirven. Mejor deberían gastar eso en arreglar el servicio”, dijo bastante molesto el hombre que trabaja como mesero y quien ya estaba tarde para una cita que tenía con su novia.

El pasado diciembre la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) terminó de instalar los relojes informativos en todas las 471 estaciones del Subway, y aunque pasajeros como Jorge León defienden que las pantallas del tren 1 sirven “muy bien” y le son “muy útiles”, en otras estaciones de Queens, Brooklyn y Manhattan, se ven algunas apagadas o sin ninguna información, algo que preocupa mucho a críticos de la MTA como el senador estatal Michael Gianaris.

El legislador aseguró que la MTA no solo derrocha recursos en asuntos estéticos en vez de resolver los problemas de fondo, sino que causa nuevos problemas a los pasajeros.

“Si bien los relojes con cuenta regresiva pueden ser valiosos para los pasajeros, todavía resultan ser otro desperdicio de los escasos recursos de la MTA y causan más daños que beneficios cuando proporcionan información incorrecta”, manifestó el político que representa a Queens. “Ya sea que se esté desperdiciando dinero en relojes de cuenta regresiva defectuosos o en esfuerzos de embellecimiento de estaciones que cierran durante meses sin mejorar el servicio ni la accesibilidad, la MTA necesita aclarar sus prioridades de frente”.

Relojes en el metro, donde permite a los usuarios a ver los horarios de llegada.
Relojes en el metro, donde permite a los usuarios a ver los horarios de llegada.
Relojes en el metro, donde permite a los usuarios a ver los horarios de llegada.
Relojes en el metro, donde permite a los usuarios a ver los horarios de llegada.
Relojes en el metro, donde permite a los usuarios a ver los horarios de llegada.
Relojes en el metro, donde permite a los usuarios a ver los horarios de llegada.

Defienden los relojes

Pero la MTA se defiende, y no solo afirma que son pocos los casos en que estas pantallas no funcionan, sino que advierten que son una herramienta útil para los casi 6 millones de pasajeros que se movilizan diariamente en el subterráneo y que constantemente se someten a revisiones.

“La gran mayoría de los relojes son precisos, y todo el sistema se prueba regularmente para mejorar su precisión”, comentó Shams Tarek, vocero de la MTA, destacando que constantemente se somete a revisiones. “Brindan un importante beneficio de servicio a los clientes al ayudarlos a planificar sus viajes”.

Asimismo, el funcionario destacó que además de los relojes, los usuarios del Subway pueden obtener información exacta sobre la llegada de trenes, a través de la aplicación “SubwayTime app” en sus teléfonos celulares o visitando la página de internet www.mta.info, algo que a usuarios como Mario Lora le parece más efectivo.

Y sobre los cuestionamientos de que invertir en relojes es un “desperdicio de dinero”, el vocero de la MTA advirtió que el costo de la reciente instalación de los relojes fue de $70 millones, lo que equivale tan solo al 0.5% de los recursos del plan de capital actual del NYC Transit, estimado en más de  $14 mil millones.

Tarek también mencionó que la MTA sigue comprometida en invertir millones de dólares en reparaciones y mejoras al servicio, y destacó que además del Plan de Acción, de $836 millones para arreglar las fuentes más comunes de retrasos, se están invirtiendo $2.7 mil millones para actualizar las señales y la infraestructura de comunicaciones, $1.8 mil millones para reparar y reemplazar componentes de la vía, $ 1.7 mil millones para los nuevos vagones del metro, $ 2.5 mil millones para reparar estaciones y mil millones de dólares para agregar ascensores.

Audiencia en el Concejo

El presidente del Comité de Transporte del Concejo Municipal Ydanis Rodríguez aseguró que la iniciativa de los relojes es positiva, pero hizo un llamado a la MTA a que revise las fallas para garantizar que los usuarios se beneficien verdaderamente.

“Tenemos que asegurarnos de que la MTA siga revisando la tecnología que está usando para que esos relojes estén mejor actualizados y que los pasajeros reciban la información precisa que se merecen”, destacó el político dominicano, tras anunciar que con el fin de que la Autoridad de Transporte rinda cuentas sobre los relojes y las mejoras que tiene planeadas hacer en el Subway, se convocó a una audiencia en el Concejo el próximo 26 de febrero.

Relojes en el metro, donde permite a los usuarios a ver los horarios de llegada.

El concejal Rafael Espinal, de Brooklyn, manifestó que los relojes son muy útiles, pero insistió en que hay otras prioridades.
“Creo que los relojes son una gran adición para los pasajeros del metro. Son muy útiles porque ayudan a reducir la incertidumbre y la ansiedad de cuando llega un tren. Pero, creo que la preocupación número uno de la MTA debería ser mejorar la señal necesaria para garantizar un mejor servicio de trenes”, dijo Espinal.

Danny Pearlstein, de la organización Riders Alliance, defendió la iniciativa de los relojes y destacó que no solamente son importantes en cualquier sistema de tránsito moderno sino que le dio el crédito a la MTA por haber cumplido su promesa de ponerlos en todas las estaciones.

“Al igual que cualquier tecnología lanzada rápidamente, los nuevos relojes de cuenta regresiva no son perfectos. No siempre transmiten información completa o precisa. Los pasajeros aprecian el esfuerzo y ahora esperan que la MTA aprenda de su experiencia y hagan que los relojes funcionen de manera efectiva”, dijo el activista. “Cuomo y la MTA aún tienen un largo camino por recorrer para modernizar por completo el metro. Además de reemplazar las señales y los vagones del metro, los relojes de cuenta regresiva representarían un importante avance, que bien valdría la pena el tiempo y los recursos de la agencia”.

Usuario Jorge Leon. Relojes en el metro, donde permite a los usuarios a ver los horarios de llegada.

Datos sobre los relojes y el Subway

  • 471 estaciones del Subway tienen relojes de conteo de llegada de los trenes.
  • $70 millones fue la inversión en la instalación reciente de los relojes.
  • 0.5% del total del plan capital del NYC Transit, estimado en $14.5 mil millones, significó la inversión de los relojes.
  • $836 millones representan el Plan de Acción de la MTA para arreglar problemas de retrasos.
  • $2.7 mil millones se invierten en actualizar las señales y la infraestructura de comunicaciones.
  • $1.8 mil millones para obras en las vías.
  • $1.7 mil millones para los nuevos vagones.
  • $2.5 mil millones para reparar estaciones.
  • $1,000 millones para agregar ascensores.
  • $5.7 millones de usuarios viajan en el Subway cada día.
  • 1,763 millones de viajeros usan el Subway de Nueva York anualmente.