Trump olvida que permitió la compra de armas para enfermos mentales, ahora culpa a los demócratas

Trump no tiene memoria
Trump olvida que permitió la compra de armas para enfermos mentales, ahora culpa a los demócratas
El presidente no tiene memoria
Foto: DON EMMERT / Getty Images

La hipocresía del presidente Donald Trump no tiene nombre, sobre todo en momentos cuando el país trata de sobreponerse de la tragedia del tiroteo escolar en Parkland, Florida.

Olvidando su propio record Donald Trump, dijo hoy que la oposición demócrata no aprobó legislación para aumentar el control de armas en Estados Unidos cuando Barack Obama era presidente “porque no quisieron”.

Sin embargo Trump olvida que tan solo en febrero de 2017 firmó una ley que permite a enfermos mentales comprar armas.

La ley había sido firma por el presidente Obama, luego que un jóven con problemas mentales utilizó un arma de asalto que compró “legalmente” para matar a 20 niños y seis empleados de la escuela Sandy Hook en Connecticut en diciembre de 2012.

Esta ley obligaba a la Administración de Seguridad Social presentar los registros de personas con discapacidad mental al Sistema Nacional Instantáneo de Antecedentes Penales. Esta es la base de datos del FBI que se usa para determinar si una persona puede comprar un arma de fuego en este país.

“Igual que no quieren resolver el problema de DACA, ¿por qué los demócratas no aprobaron legislación para aumentar el control de armas cuando tenían tanto la Cámara Baja como el Senado bajo el Gobierno de Obama? ¡Porque no querían, y ahora solo hablan!”, dijo Trump en un tuit.

Ésta es la primera vez que Trump menciona el control de armas desde el tiroteo ocurrido el miércoles en una escuela secundaria de Parkland (Florida), donde un joven armado con un rifle semiautomático AR 15 acabó con la vida de 17 personas, entre ellas 14 alumnos, y dejó heridas a otras 15.

El jueves, en un discurso sobre el tiroteo, Trump no hizo mención alguna a posibles medidas legislativas para reforzar el control del acceso a armas de fuego, algo por lo que ha recibido críticas de la oposición demócrata.

Trump es un destacado defensor del derecho a portar armas, y hace casi un año dio un discurso ante la Asociación Nacional del Rifle (NRA), un poderoso grupo de presión que se opone a reforzar el control de armas, en el que les prometió que tendrían un amigo en la Casa Blanca.

El presidente, que ha calificado al autor del tiroteo en Florida como una persona “mentalmente desequilibrada”, firmó el año pasado una orden que suspendía una regulación impulsada por Obama para impedir que personas con problemas mentales pudiesen comprar armas de fuego.

Obama presionó al Congreso para que reforzara el control de armas, especialmente a partir de diciembre de 2012, cuando murieron 20 niños en un tiroteo en una escuela de Newtown (Connecticut).

Los demócratas controlaron ambas cámaras del Congreso durante los dos primeros años de Obama en la Casa Blanca, pero los republicanos recuperaron el control de la Cámara Baja en enero de 2011, y el del Senado en 2014.

Obama calificó el fracaso de las medidas para reforzar el control de armas como la mayor frustración de su presidencia.

Trump, que se encuentra en su club privado de Mar-a-Lago (Florida), telefoneó hoy desde allí a la alcaldesa de Parkland, Christine Hunschofsky, el comisionado del condado donde se produjo el tiroteo, Michael Udine, y el director de la escuela afectada, Ty Thompson, para expresar sus condolencias por el suceso.

“El presidente reiteró a cada uno de ellos que la nación está del lado de Parkland y que sus residentes no están solos”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.