Observadores de corte vigilarán a fiscales de Manhattan y Brooklyn

Court Watch NYC enviará voluntarios que recolectarán datos que serán luego analizados
Observadores de corte vigilarán a fiscales de Manhattan y Brooklyn
Court Watch NYC monitoreará y documentará el comportamiento de los fiscales.

Grupos que abogan por reformas judiciales en la ciudad de Nueva York lanzaron este martes Court Watch NYC, un esfuerzo comunitario cuya misión será monitorear y documentar el comportamiento de los fiscales en las cortes donde los acusados escuchan sus cargos.

La iniciativa lanzada por VOCAL-NY, Brooklyn Community Bail Fund y 5 Boro Defenders empezará en Manhattan y Brooklyn y contará con el apoyo de más de 150 voluntarios que observarán los procedimientos de las cortes para determinar si las acciones de los fiscales y otros funcionarios se ajustan a su visión de seguridad pública y justicia, para luego reportar sus hallazgos.

“Para poner fin al encarcelamiento masivo, se necesitará mucho más que reformas; necesitamos un movimiento amplio de personas educadas en los temas y que exijan cambios”, explicó Alyssa Aguilera, codirectora ejecutiva de VOCAL-NY.

Un tema que preocupa de manera particular a los grupos detrás de Court Watch NYC es el de las fianzas que solicitan los fiscales y que los jueces terminan imponiendo a los detenidos.

“Seguimos viendo a neoyorquinos de bajos recursos encarcelados porque no pueden costear pequeñas cantidades de fianza”, señaló Rachel Foran, directora gerente del Fondo Comunitario de Fianza de Brooklyn. “Los fiscales de distrito tienen un poder inmenso. Sus pedidos de fianza son la razón por la que [la prisión] Rikers está llena de hombres y mujeres presuntamente inocentes”.

Citando datos de la Comisión Independiente sobre Justicia Penal y Reforma Carcelaria de la Ciudad de Nueva York, Court Watch NYC contó que en cualquier día hay alrededor de 9,700 personas detenidas en Rikers, a la que ingresan 62,000 individuos al año. Del total, señala el grupo, 75% se encuentran bajo detención solo porque no pueden pagar la multa que se les impone.

La población carcelaria de la ciudad de Nueva York se divide en 55% de personas de raza negra, 34% latinos, 7% blancos y 4% de otros grupos raciales, sostuvo Court Watch NYC. En promedio, los acusados pasan 273 días detenidos antes de su juicio.

Los voluntarios enlistados han sido entrenados para reconocer los actores clave dentro de las cortes y su importancia, usar herramientas de recolección de datos y estar atentos a varios puntos, incluyendo si los fiscales piden fianza y por qué, la raza y edad aproximada del acusado, si hay miembros de su familia presentes brindándole apoyo, si el defendido no habla inglés y si hay un intérprete a su disposición. Los voluntarios a también ofrecerán sus impresiones generales sobre la corte.

Los datos y conclusiones de los voluntarios serán analizados y compartidos a través de las redes sociales, publicaciones de blog semanales en el sitio web de Court Watch NYC, e informes trimestrales.

Los fiscales de Manhattan y Brooklyn recibieron de buena manera la iniciativa.

“Las cortes abiertas son uno de los grandes sellos distintivos de nuestro sistema judicial y damos la bienvenida a la participación y la rendición de cuentas al público que los observadores de cortes ofrecen”, sostuvo Danny Frost, director de comunicaciones de la fiscalía de distrito de Manhattan.

Por su parte, Helen Peterson, vocera de la fiscalía de Brooklyn encabezada por Eric Gonzalez, declaró que su oficina “está comprometida a hacer que el sistema de justicia penal de Brooklyn sea más justo y equitativo”.

“Brooklyn envía el menor porcentaje de detenidos antes de juicio a Rikers Island que cualquier otro distrito”, aseguró.