El Óscar tuvo la audiencia más baja desde 1974

Se esperaba un resultado mucho mejor dada la alta coberura que ha tenido Hollywood por los escándalos de acoso sexual y discriminación laboral
El Óscar tuvo la audiencia más baja desde 1974
Sólo 26,5 millones de televidentes siguieron la 90ma ceremonia de los premios Óscar el domingo, 20% menos que el año pasado
Foto: Getty Images

Sólo 26,5 millones de televidentes siguieron la 90ma ceremonia de los premios Óscar el domingo, la audiencia más baja desde 1974, según la compañía Nielsen.

Se esperaba un resultado mucho mejor, dada la alta cobertura en prensa y redes sociales que ha tenido Hollywood desde el otoño por los escándalos de acoso sexual y discriminación laboral. Pero la cifra representa una caída de 20% de los 33 millones de personas que vieron el programa en 2017. El número ha venido bajando los últimos años.

Este año la gala duró 3 horas 40 minutos y no ofreció ninguna sorpresa en los resultados frente a los otros premios de cine entregados en la larga temporada que inició el 7 de enero con el Globo de Oro.

En 2018, además, la ceremonia se retrasó una semana, como sucede cada cuatro años para no coincidir con la clausura de las olimpíadas de invierno. Ese evento celebrado en Corea del Sur el 25 de febrero tuvo más televidentes que el Óscar: 27,8 millones.

Según los expertos, la audiencia del Óscar suele estar vinculada con la taquilla de las películas más nominadas del año. La ganadora del domingo como mejor producción, que además fue la más nominada del año, The Shape of Water, sólo ha recaudado $ 57,4 millones en EEUU.

La audiencia más grande del Óscar se dio en 1998, cuando el éxito de taquilla Titanic ganó como mejor película (55,25 millones de televidentes). Hasta el domingo, la más baja (31,7 millones) había sido en 2008.

Los Premios de la Academia son a menudo el segundo programa de televisión más visto del año en EEUU después del Super Bowl. Hace cuatro años, el Óscar tuvo casi 44 millones de espectadores.

Aun cuando la audiencia ha bajado, el Óscar sigue siendo el programa de premios más popular: en enero el Globo de Oro tuvo 19 millones de espectadores en Estados Unidos y los Grammy 19,8 millones, detalló Nielsen.