El Bronx le declara la guerra a las armas

A pesar de la reducción de los crímenes sigue la preocupación entre líderes y residentes por el aumento de tiroteos y víctimas en el último año; tres de cada 10 muertes con armas en toda la ciudad ocurren en ese condado
El Bronx le declara la guerra a las armas
Nadie debe entrar con armas de fuego a los trenes de la Ciudad de Nueva York.
Foto: Archivo / Rumbo / Gustavo Rangel

El 15 de septiembre del 2011 José Webster Arzu, quien hacía 10 días acababa de cumplir 16 años, fue acribillado de siete disparos en la esquina de la calle 162 East y la Avenida Park, en El Bronx, cuando llevaba a su novia a la casa de la adolescente, a eso de las 6 de la tarde, y un hombre intentó atracarlo. El joven, de origen hondureño, amante del baloncesto y la tecnología, y estudiante de grado 11, intentó huir, pero el asaltante sacó un arma de fuego y lo ultimó por la espalda, dejándolo tan grave, que en el Hospital Lincoln, adonde fue trasladado, no pudieron salvarle la vida.

Han pasado ya casi 7 años desde aquella fatídica tarde, y Lesly Arzu, madre del joven, quien trabaja como maestra en una escuela de El Bronx, ha seguido adelante con sus otros tres hijos, dejando el dolor a un lado, pero confiesa que sigue muy preocupada ante el ambiente de violencia y la presencia indiscriminada de armas en las calles de su condado. La hondureña teme que otros jovencitos corran la misma suerte de su hijo, cuando los tiroteos son pan de cada día en esa parte de la ciudad.

Datos del NYPD revelan que en los primeros cuatro meses del 2018, en El Bronx, comparados con el mismo período del 2017, se ha registrado un ligero aumento del 2% en ese tipo de incidentes con armas de fuego. Hasta hoy ha habido 56 víctimas en 50 tiroteos, mientras que en ese mismo período el año pasado hubo 55 muertos en 49 incidentes.

En toda la ciudad de Nueva York en 2018 se han registrado 173 tiroteos, comparados con 176 en el mismo período de 2017, que han dejado 147 muertos, comparados con 160 el año pasado, es decir una reducción del 8.1% en el primer cuatrenio. Y al cotejar los datos con lo que ocurre en El Bronx,  se observa que  que 3 de cada 10 muertes por armas en la Gran Manzana ocurren en ese condadoEn  2017 se registraron 789 tiroteos en los cinco condados, comparados con 997 del 2016, es decir, 20.9% menos a nivel general.

“El problema aquí en El Bronx siempre ha sido el mismo, y solo se muestra grande cuando toca las puertas de ciertas personas, pero los tiroteos son algo común, y aunque sé que cuando perdí a mi hijo mataban un muchacho en cada esquina, y eso ahora ha bajado un poco, el problema sigue siendo grande”, afirma la atribulada madre, quien urge a las autoridades a que se fomente más educación sobre el tema y se invierta en programas que mantengan ocupados a los muchachos, pues los asesinatos no dan tregua.

Las cifras manejadas por la Presidencia del condado, revelan que en 1990 se registraron 653 asesinatos con armas en El Bronx y el año pasado hubo apenas 72 casos, en promedio entre uno y dos homicidios por semana, principalmente jóvenes, pero esos datos siguen siendo muy preocupantes para madres como Arzu.

“El problema es que los muchachos tienen que navegar el ambiente que ya es pesado, y aunque uno cría a los hijos, ellos tienen que ir aprendiendo por dónde caminar, por dónde no caminar, por dónde no pueden meterse, y eso es duro, porque estamos en una realidad donde los muchachos no pueden moverse libremente por cualquier parte”, dice la madre del joven asesinado, advirtiendo que muchos ya ven los tiroteos y la violencia como algo normal. “Si uno pudiera volar a sus hijos de la ventana de la casa a la ventana de la escuela lo haría, pero así no son las cosas”.

El último mes en el llamado Condado de la Salsa se han presentado 7 tiroteos que han dejado igual número de víctimas.

Nathalie Arzu, hermana del estudiante acribillado, quien apenas tiene 20 años, se convirtió en activista contra las armas de fuego, y envuelta en asuntos de Salud Pública, trabaja para concientizar a las comunidades sobre la gravedad de esta problemática.

“Sé lo que es ese dolor y no se lo desearía ni a mi peor enemigo”. “Es necesario que la gente entienda que la violencia con armas de fuego no es normal y no debe ser aceptado como tal, porque si la gente simplemente lo acepta como normal, continuará sucediendo y nadie asumirá la responsabilidad”, dijo la joven, quien comparte con su madre la idea de que no basta con endurecer leyes.

Lesly Arzu, madre de Jose Webster Arzu, 16, que fue asesinado por violencia de armas en 2011.

“El que quiere un arma la consigue, especialmente los muchachos jóvenes, y muchas veces hacen las acciones sin pensarlo, porque está de fácil acceso y aunque hay que trabajar en las leyes de armas, eso es solo el principio, pues hay que ir a lo más profundo, y es resolver las necesidades de los jóvenes, darles educación, concientizarlos sobre las consecuencias y envolverlos en temas que les interesen”, advirtió Lesly Arzu, quien agrega que la venganza y el rencor tampoco son una solución cuando el problema toca las puertas de una familia.

“Cuando eso pasó, yo tenía un hijo de 8 años y mis otras hijas eran adolescentes, y decidí que mi energía tenía que seguirla centrando en seguir criando a mis hijos, entonces no me enfaticé en buscar venganza o seguir la investigación o a los detectives. Me dije que ya era suficiente haber perdido una vida y no quería que se llevaran ahora la mía y no poder ser madre para mis hijos y decidí que ese era el camino que iba a seguir”, dijo la madre.

Consuelo Piedra, adolescente de 17 años, quien fue una de las activistas de la Gran Manzana en la marcha contra la armas de hace unas semanas, y quien forma parte del programa ReACTION de la organización NYAGV (New York Against Guns Violence), afirma que el problema es tan serio en su condado, que tan solo en su clase, más del 80% de compañeros manifestaron haber sido directamente afectados por violencia de armas.

“No tenemos tiroteos en nuestras escuelas pero sí en nuestros vecindarios y como adolescentes reconocemos el problema y no tendríamos que estar atemorizados”, recalcó la joven, recordando que a su hermano le robaron el teléfono celular con un arma en la puerta de la casa de un familiar en El Bronx.

El presidente de El Bronx, Rubén Díaz Jr., destacó que a pesar de los esfuerzos que las autoridades y la comunidad han promovido para ponerle freno a la violencia armada, ese fenómeno sigue siendo altamente preocupante, especialmente para los jóvenes.

“Nuestros niños no deberían tener que preocuparse de que sus escuelas se conviertan en objetivos de violencia”, dijo el líder político, quien advirtió que el movimiento de armas provenientes de fuera de la Gran Manzana es otro detonante de la violencia.

“Aunque hemos visto disminuciones dramáticas en la delincuencia en El Bronx en los últimos 30 años, gracias a las sólidas alianzas entre las fuerzas del orden público y la comunidad en general, las leyes de armas débiles en otros estados hacen que sea más difícil para nosotros estar aún más seguros”, agregó Díaz, quien hizo un llamado a los habitantes de su condado para que participen en el foro sobre violencia y armas de fuego, auspiciado por El Diario, este próximo martes 17 de abril en El Bronx.

Lesly Arzu, madre de Jose Webster Arzu, 16, que fue asesinado por violencia de armas en 2011.

Bajo el nombre “Ni una muerte más (Enough is Enough), El Diario, junto a Univision 41, promueve este foro en el 851 de Grand Concourse Avenue, entre las 5:00 y las 7:00 de la tarde.

“Esta reunión pondrá bajo los reflectores el tema de la violencia armada que enfrenta nuestro condado, nuestra ciudad y nuestra nación, y ofrecerá a nuestros jóvenes la oportunidad de hacer oír sus voces “, dijo el demócrata, quien será uno de los panelistas.

 

Datos sobre tiroteos en El Bronx

  • 2% han aumentado los tiroteos en los primeros cuatro meses del 2018 comparados con 2017
  • 8.1% ha sido la reducción de tiroteos en toda la ciudad
  • 56 víctimas ha habido hasta hoy comparado con 55 muertos en ese mismo período del 2017
  • 50 tiroteos se han registrado en 2018 comparado con 49 en ese período de 2017
  • 7 tiroteos que han dejado igual número de víctimas ha habido en El Bronx en los últimos 28 días
  • 789 tiroteos se registraron en toda la ciudad en 2017
  • 173 tiroteos se han registrado en el 2018 en toda la ciudad, comparados con 176 en el mismo período de 2017, una reducción del 1.8%
  • 147 muertos ha habido en esos incidentes en 2018, comparados con 160 en 2017 en toda la ciudad
  • 997 tiroteos hubo en 2016, es decir, 20.9% menos
  • 653 asesinatos con armas hubo en El Bronx en 1990
  • 72 casos hubo en 2017

Foro “Ni una muerte más (Enough is Enough)

  • Tendrá lugar este martes 17 de abril en el 851 de Grand Concourse Avenue, entre las 5:00 y las 7:00 de la tarde