Sudamérica contrarresta la caída de estudiantes internacionales en EEUU

Bajan solicitudes de Asia y Medio Oriente

Sudamérica contrarresta la caída de estudiantes internacionales en EEUU
El número de estudiantes extranjeros bajó 0.5% en EEUU.
Foto: Getty Images

Washington – El número de estudiantes internacionales en EEUU se redujo en el último año en un 0.5 %, una caída que se vio atenuada por el incremento de alumnos procedentes de Sudamérica, según un estudio del Departamento de Seguridad Nacional publicado hoy.

Entre marzo de 2017 y marzo de 2018, la cantidad de escolares extranjeros en el país se redujo en un 0.5 %, superando levemente los 1.2 millones de personas que forman parte de este colectivo, según un comunicado del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

La bajada hubiera sido mayor a no ser, entre otros factores, por el aumento de los procedentes de los países de Sudamérica, el mayor incremento registrado, entre los que destacaron la aportación de Brasil, con un 13.1 % más, y Argentina, con un aumento del 6.7.

Los datos de estos dos países, junto con el alza del 6.2% de Chile, sirvieron también para contrarrestar la caída de un 8.7 % por parte de aquellos llegados de Venezuela.

Respecto al país de origen de los estudiantes, la región que más aportó fue Asia y Oriente Medio, aunque en los correspondientes a 2018 aportó menos estudiantes que en los mismos del año previo.

Este declive, según se extrae del informe, estuvo impulsado por la bajada del 17% de los llegados de Arabia Saudí y del 7,5 % de Corea del Sur.

En marzo de 2018, el 85 % de los estudiantes se encontraban realizando programas de educación superior, lo que supone un aumento del 0.8 % respecto a marzo del año anterior.

En este ámbito destacaron los estudios de doctorado, con un 4 % más de alumnos internacionales.

En total, se registraron más de 785,000 en las modalidades de licenciatura y máster, de los que el 58% pertenecían a las áreas de negocios, ingeniería e informática.

En el reparto por estados, California, Nueva York y Texas -en este orden- se repartieron las tres mayores poblaciones de estudiantes extranjeros, combinando hasta un 35% del total del país.