A falta de pistas, suspenden búsqueda de bebé latino en Rochester

Un mexicano fue detenido porque confesó haber enterrado a la madre, una joven de Guatemala

A falta de pistas, suspenden búsqueda de bebé latino en Rochester
La policía duda que Owen Hidalgo-Calderon siga vivo
Foto: Wayne County Sheriff

Luego de 12 días buscando a un bebé cuya madre guatemalteca apareció muerta en una finca en Sodus (NY), la policía ha suspendido el rastreo de la zona, sin ninguna pista sobre el paradero del niño.

Owen Hidalgo-Calderón, de 14 meses de edad, fue visto por última vez con su madre, Selena Hidalgo-Calderón el 16 de mayo. El cuerpo de la inmigrante guatemalteca fue encontrado una semana después en una bolsa semi enterrada en una zona boscosa de una granja donde había trabajado.

Su novio, el mexicano Everardo Donoteo-Reyes, se encuentra detenido tras admitir haberla enterrado, pero no matado. Supuestamente hizo esto porque estaba preocupado por ser deportado o culpado por su muerte.

Donoteo-Reyes, dos veces deportado a México, compareció ayer lunes en un tribunal federal  por cargos de inmigración.

Se teme que el bebé de la joven también haya muerto, pues sigue sin aparecer luego de una rastreo exhaustivo en el condado Wayne y sus alrededores. Estuvo siendo buscado con un alerta policial AMBER (America’s Missing: Broadcast Emergency Response) que ya fue cancelado. 

Según el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE)el joven mexicano había estado viviendo ilegalmente en Estados Unidos y usando un alias.

Hidalgo era una inmigrante original de Guatemala que también estaba en proceso de ser deportada y había solicitado asilo.