Nueva ley busca democratizar la distribución de basura entre los cinco condados

26 de las 38 estaciones de transferencia de residuos están en el norte de Brooklyn, el sur del Bronx y el sureste de Queens
Nueva ley busca democratizar la distribución de basura entre los cinco condados
En NYC hay 38 estaciones de transferencia de residuos
Foto: Mariela Lombard

Una nueva legislación aprobada ayer en el Concejo Municipal busca repartir más equitativamente las cantidades de basura que pasan por los vecindarios de la ciudad en ruta a los vertederos, y los riesgos de salud que ello implica.

“Cada comunidad tiene su basura, tenemos que disponer de ella en una manera apropiada, pero algunas comunidades están disponiendo de basura que en verdad le pertenece a otro distrito”, aseguró la concejal Diana Ayala, citada por NY1 Noticias.

El concejal Antonio Reynoso, quien preside el Comité de Sanidad, dice que 26 de las 38 estaciones de transferencia de residuos existentes en la ciudad están en el norte de Brooklyn, el sur del Bronx y el sureste de Queens. Esto provoca mayor contaminación y tráfico de camiones en esas zonas, aunque Manhattan es el condado que acumula más poblacion y desechos.

“Sabemos del asma que tienen nuestros niños, sabemos que estas comunidades siempre son las primeras  que sufren”, afirmó Reynoso.

Esta nueva ley impondría un límite en los residuos que se gestionan en estos centros y derivaría cualquier aumento futuro a otros lugares en los cinco condados. Además, dará prioridad a compañías que se comprometan a reducir el impacto ambiental.

“Compañías que trabajan bien, que mueven la basura con justicia, que mueven la basura por tren en vez de otro camión, que reciclan más, esas son las compañías que van a recibir los contratos de la ciudad de Nueva York”, explicó Reynoso.

En el próximo año, el Concejo también quiere regular las zonas donde operan estas compañías de recogida de basura, ya que recientemente se han producido abusos laborales y muertes por atropello. Actualmente estas compañías operan sin restricciones geográficas, intentando efectuar la recogida en el menor tiempo posible.

“El siguiente paso es que la ciudad tiene que abrir otras estaciones de transferencia de basura“, pidió el activista Rolando Guzmán, de la organización St. Nicks Alliance, en Brooklyn.

En Nueva York, la basura se asocia con otro de los grandes problemas de la ciudad: la presencia de ratas, mientras la alcaldía muestra resultados débiles en su lucha contra la creciente población de roedores.

Ya en febrero el Departamento de Saneamiento de la Ciudad  (DSNY) anunció nuevas reglas para expandir el programa de separación de desechos orgánicos, que serán activadas en agosto.