Ponen sobre el Senado estatal responsabilidad de salvar vidas con cámara

El gobernador Cuomo presentó un informe del Departamento de Transporte que confirma que esos aparatos tienen un enorme impacto en la reducción de la velocidad

Ponen sobre el Senado estatal responsabilidad de salvar vidas con cámara
El Programa de Cámaras de Control de Velocidad en las Zonas Escolares vence el 25 de julio.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Faltan cinco días para que expire la ley de las cámaras que miden la velocidad de los vehículos cerca de las escuelas, y por ello el gobernador Andrew Cuomo volvió hacer un llamado al Senado estatal para que de una vez por todas apruebe la ley que da continuidad a la iniciativa, por una razón irrefutable: “salvan vidas” en el Estado de Nueva York.

El mandatario estatal le recordó al Senado, de control republicano, que la Asamblea en Albany ya hizo su trabajo con el proyecto de ley y ahora está en manos de la cámara alta hacerlo realidad.

“Los republicanos del Senado están poniendo la política sobre la vida de los niños. La Asamblea ya aprobó el proyecto de ley y los senadores demócratas lo apoyan: ahora les toca a los senadores republicanos decidir si los jóvenes viven o mueren“, dijo Cuomo, quien agregó que un informe del Departamento de Transporte (DOT) reveló que las cámaras de velocidad han salvado vidas.

Asimismo, el análisis del DOT constató que que esos aparatos tienen un enorme impacto en la reducción de la velocidad de los autos y el número de accidentes y choques.

El reporte destaca la necesidad de que el Senado vuelva a reunirse en medio de su actual receso y vote para aprobar la legislación que reautorice y amplíe los sistemas de control de velocidad y el programa de cámaras de velocidad para zonas escolares en Nueva York.

“No tiene ningún sentido que los republicanos en el Senado estatal se nieguen a apoyar las cámaras de velocidad frente a la abrumadora evidencia de que esta tecnología salva vidas“, advirtió el Gobernador.

La vicegobernadora Kathy Hochul recordó con mucha preocupación que si el Senado no aprueba la ley, las cámaras de velocidad se desactivarán. “Las cámaras han demostrado reducir la velocidad de los conductores en la carretera y la cantidad de accidentes que se producen. Esta ley está salvando vidas, y hacemos un llamamiento a los republicanos del Senado para que pongan a la gente por encima de la política“, dijo la funcionaria.

Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York.

El análisis del DOT enseñó que actualmente más de 100 peatones mueren cada año en la ciudad de Nueva York por accidentes mientras que la cifra promedio entre 2012 y 2016 era de 144 personas. Asimismo los datos dejan ver que las muertes en zonas escolares de la ciudad de Nueva York disminuyeron de un promedio de 18 a 8 por año después de que se instalaron las cámaras de velocidad.

Los accidentes totales disminuyeron un 15%, los accidentes con lesiones bajaron un 17% y las muertes en general disminuyeron un 55% en las zonas escolares donde se utilizaron cámaras.