Disminuyen en 91% los procesamientos por marihuana en Brooklyn

Fiscalía de ese condado confirma que también han bajado drásticamente los arrestos por consumir la hierba
Disminuyen en 91% los procesamientos por marihuana en Brooklyn
La Fiscalía sí se procesará a aquellos que fumen marihuana en el sistema de transporte público.
Foto: KENZO TRIBOUILLARD/AFP / Getty Images

El fiscal de distrito de Brooklyn Eric González, informó que los procesamientos judiciales por consumo de marihuana disminuyeron en 91% en ese condado en la primera mitad del año, como parte de la nueva política de su oficina de no presentar cargos por lo que se considera una ofensa menor.

La reducción en los procesamientos judiciales de estos casos forma parte de un programa piloto iniciado en este condado a comienzos de año que también ha reducido notablemente los arrestos por fumar la hierba en público. Según la Fiscalía las detenciones han bajo en 60%.

“Un agresivo sistema de procesamientos y arrestos de personas por posesión y uso de marihuana no nos mantiene más seguros, y lo que provoca es una evidente disparidad racial en quienes son y quienes no son arrestados”, dijo González, agregando que esto provoca “una sensación en muchos en nuestras comunidades de que el sistema es injusto, y además contribuye a que haya menos confianza en las fuerzas del orden y eso es lo que sí nos hace menos seguro”.

La Fiscalía mostró los números de procesamientos desde enero hasta el pasado 29 de junio, que fueron 349 en total, y lo que representa una baja de 91.6% en comparación al mismo período del año anterior.

González indico que debido al éxito del programa piloto de su oficina en declinar procesar los casos por ofensas menores en casos de marihuana, a menos que la persona involucrada represente un riesgo para la seguridad pública, su oficina seguirá con esta política en el futuro.

Algunas de las ofensas que sí se seguirán procesando por la Fiscalía son los casos de personas que conducen mientras fuman la droga y aquellos que la usan dentro del sistema de transporte público.

Tanto el alcalde Bill de Blasio como el comisionado de Policía James O’Neill anunciaron el pasado junio que a partir del 1 de septiembre los neoyorquinos que sean agarrados fumando marihuana en público enfrentarán una citación judicial, pero no serán arrestados. El cambio de política ocurre luego de las recomendaciones de un grupo especial creado por O’Neill que por 30 días analizó los problemas de disparidad racial que estaban creando la manera en que las fuerzas del orden estaba combatiendo el uso de la hierba en la Gran Manzana.