Inmigrante pierde visión en un ojo en un centro de detención de ICE

El complicado regreso a la libertad para un hombre en Tennessee
Inmigrante pierde visión en un ojo en un centro de detención de ICE
Varios estudios han hallado problemas con la atención médica en centros de detención.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Un inmigrante mexicano perdió la visión en un ojo al no recibir atención médica adecuada durante su detención en un centro de ICE.

Gonzalo Chávez cayó en una redada de la migra en un matadero de Tennessee el cinco de abril. El hombre dijo al Houston Chronicle que un agente de ICE no le creyó que tenía diabetes y por tal razón estuvo sin medicina por una semana. Fue cuestión de tiempo para que comenzara a ver borroso por el ojo izquierdo.

El inmigrante de 42 años, 20 de ellos en Estados Unidos, salió este verano del centro gracias a la ayuda de activistas, que ayudaron a recoger dinero para su fianza y el grillete con el que el gobierno lo rastrea. La visión en su ojo izquierdo es nula, pero es uno de los tantos problemas de salud que le dejó su detención:  Chávez necesita un transplante de riñón y una diálisis.

Su regreso a la libertad es desolador. A los males físicos se suma lo material ya que no tiene trabajo y se quedó sin apartamento porque el casero lo alquiló mientras estuvo detenido. Desconoce lo que pasó con su ropa, muebles y el título de propiedad del auto que tanto trabajo le costó.

Castigo mayor por ser soltero

Chávez vive en la casa de una familia amiga en este momento. Según la información, le quedan $700 dólares de viejos ahorros, aunque las donaciones le han dado para vivir por al menos dos meses. Sin embargo, debe pagar $499 mensuales por el grillete electrónico.

El hombre no puede conducir y conseguir un permiso de trabajo, mientras se resuelve su caso en la corte, puede tardar hasta seis meses.

La fianza de $20,000 es considerada alta por los activistas. Su caso es complicado ya que es soltero y los jueces creen que las vidas de estas personas corren menos riesgo al momento de regresar a sus países.

Chávez solamente tiene dos infracciones por conducir sin licencia en su récord criminal. Es conocido por sus buenos gestos con la comunidad ya que solía ser voluntario para llevar personas al médico y reparar parques para que los niños jugaran.